El gran pastel de los Millennials (jóvenes nacidos en las décadas de los ochenta y noventa, muy aficionados a las Redes Sociales y que para el año 2025 representarán más del 75% de la mano de obra mundial) pocas empresas lo están degustando de cara a sacarle partido. Así considera Juan Merodio, uno de los mayores profesionales en España e Iberoamérica en Marketing y Web 2.0 así como Redes Sociales, la escasa o nula atención que las empresas están prestando a dicho colectivo.

"De momento solo algunas de las más grandes están viendo en los Millennials como la gran oportunidad de negocio. El motivo de tan poca visión empresarial se debe a que la mayoría de las empresas piensan en el vender hoy y no en el vender mañana. Pensar en dicha generación supone salir de esta zona de confort y crear una doble estrategia de marketing basada en el término de prosumidores, o lo que es lo mismo, saber cómo dirigirse a quienes producen lo que consumen", explica dicho experto.

Este colectivo, con alto nivel de estudios de grado superior frente a otro tipo de públicos, demanda la escucha en las Redes Sociales y la medición de los datos que se obtienen en el universo digital. "Casi 4 de cada 10 millennials cuenta con grado superior. Es decir están muy bien preparados e informados. Es un colectivo que valora la escucha social y en especial todo aquello que tiene que ver con lo visual. Necesitan y quieren marcas que conozcan sus gustos, sus hábitos, inquietudes y les den respuesta inmediata. Basta con ver el último estudio de Netbase en el que con solo seguir los posts y los tuits de dicho público se pueden prever negocios alrededor de ellos", añade Juan Merodio.

Para las empresas que quieran cautivar a los millennials Merodio recomienda cuatro trucos que no se pueden perder de vista: "Hay que provocar en ellos las ganas por formar parte o consumir una marca a través del conocimiento de sus deseos, menos contenido pero de mayor calidad, transparencia y ver el beneficio común de cara a conseguir fidelidad por la marca", finaliza.