Caprabo continúa con el plan de transformación de tiendas al formato de nueva generación y finalizará mayo con cuatro nuevas actuaciones en supermercados en la provincia de Barcelona. Con ello, la compañía gana competitividad, adapta sus tiendas a los cambios del entorno competitivo y adecúa su oferta a las nuevas necesidades del consumidor. En el mes de mayo, Caprabo renovará supermercados en Mataró, Sant Andreu de la Barca, Palau-solità i Plegamans y Barcelona.

Tiene previsto finalizar el proceso de transformación de su red de 320 supermercados al modelo renovado de nueva generación en el año 2021. A lo largo de 2019 realizará unas 60 actuaciones, con lo que ya alcanzará el 40% de su red total.

Supermercados de nueva generación

Para Caprabo, la transformación de sus supermercados supone una gran oportunidad para recuperar y renovar los valores de la marca incorporando propuestas de valor. El supermercado de nueva generación de Caprabo realiza una contundente apuesta por la salud, como atributo transversal, los productos frescos y de proximidad, la amplitud de surtido, el ahorro personalizado y la innovación, con el objetivo de optimizar la experiencia de compra.

Las nuevas tiendas recuperan el tradicional logotipo de Caprabo. En el interior, amplían espacios, incorporan muebles oscuros que ayudan a dar protagonismo al producto. Mejoran la iluminación y la hacen más eficiente, con ahorros estimados del 20% en energía. Además, potencian secciones de ecológico y parafarmacia y amplían el surtido para cubrir más necesidades de consumo. La calidad toma en el supermercado de nueva generación una dimensión más amplia y se entiende desde una perspectiva de trescientos sesenta grados. Desde la atención al cliente, los productos, los servicios de valor añadido, el desarrollo de las nuevas tecnologías al servicio del cliente, las secciones nuevas, las especialidades o el producto de marca propia, con un enfoque de desarrollo y calidad.

Rotunda apuesta por los productos frescos

El nuevo modelo realiza una rotunda apuesta por los productos frescos, que ganan aún más protagonismo. La importancia que tienen para Caprabo los productos frescos va acompañada de un extenso programa de formación que incluye a todos los profesionales que trabajan en las secciones de panadería, charcutería, carne, pescadería, fruta y verdura.

En el año 2020, Caprabo gestionará desde una única plataforma de distribución el producto fresco que llega a sus supermercados, en un proyecto de 20 millones de euros de inversión.