ARAL Digital.- Caprabo ha alcanzado una facturación bruta de 1.485 millones de euros en 2011, mientras su resultado de explotación ha alcanzado los 19,4 millones de euros, un 12% más que en el ejercicio anterior, y ha obtenido un beneficio de 8,5 millones de euros. Así, la cadena ha crecido un 2% más que el mercado a superficie constante. Además, ha cerrado el año (31 de enero) con 347 supermercados en los tres mercados estratégicos de Cataluña, Madrid y Navarra. En el segundo semestre del año, prosiguió su crecimiento con la apertura de 11 establecimientos con un modelo de tienda moderno que denomina Supermercados de nueva generación. En 2011, ha invertido 10 millones de euros en mejorar la competitividad de precios, continuando con el proceso iniciado en 2008 y que ha supuesto una inversión acumulada de 60 millones.

Para Alberto Ojinaga Cebrián, director general de Caprabo, “Caprabo ha mejorado su resultado en un 12%, en un entorno especialmente duro. La apuesta de Caprabo por la oferta de valor añadido tiene un claro hueco en un mercado que cada día ofrece propuestas comerciales menos diferenciadas”. Y añade “en el horizonte más inmediato, Caprabo trabaja para radicalizar su propuesta de valor poniendo énfasis en la calidad y en la personalización de la oferta”.

En el segundo semestre del año, Caprabo ha iniciado la apertura de nuevos establecimientos comerciales. Seis de las nuevas aperturas son franquicias y se ubican en Barcelona y su provincia -Sitges, Polinyà-, Lleida y Andorra. Hoy, Caprabo tiene en su red 10 tiendas franquicias, modelo que quiere desarrollar en Cataluña, su principal mercado estratégico en el que concentra el 75% de su actividad de negocio. Para los próximos ejercicios, la compañía tiene previsto incorporar en su red un centenar de nuevos supermercados en este régimen. A finales de 2012 sumará 25 tiendas franquiciadas. En 2011, Caprabo abrió su primera tienda franquiciada en Andorra. Las otras cinco aperturas se ubican en Barcelona, Viladecans, Mollet del Vallés, Les Presses y Abrera.

La cuota de mercado se sitúa en el 9% en su área de influencia, que se concentra en Cataluña, donde mantiene una cifra del 13,3%, mientras que su cuota es del 13,4% en Navarra y del 3,2% en Madrid. En Cataluña, cerró 2011 con 267 tiendas (80 en Barcelona, 12 en Tarragona, 21 en Lleida y 32 en Girona), en Madrid 48 y en Navarra 29. En Castilla-La Mancha mantiene 2 tiendas y 1 en Andorra. Todas suman una superficie comercial por encima de los 283.000 m2.

Caprabo ha desarrollado y consolidado su modelo comercial basado en la capacidad de elección, con un supermercado de proximidad. Una tienda de 1.000 metros cuadrados dispone de más de 8.000 referencias, a las que suma unas mil referencias de productos de marca propia, lo que supone un 12% del total de referencias de media. La participación de las ventas de la marca propia ha permanecido estable en 2011 y representa el 18,5%. En 2011, Caprabo ha incorporado a sus gamas de marca propia Natur. En 2008, introdujo la marca Eroski en su tienda y hoy cuenta con unas 1.000 referencias de productos Eroski, Seleqtia, Natur, Basic y Belle.

En 2011, Caprabo ha invertido más de 1,6 millones de euros en planes de formación para su plantilla, con más de 50.000 horas dedicadas a través de 790 cursos. Sus programas, en el pasado ejercicio, se han concentrado, sobre todo, en la mejora del servicio de atención al cliente.

Su supermercado online, www.capraboacasa.com, facturó en 2011 más de 31,2 millones de euros, algo más del 2% de las ventas. En el último ejercicio ha incorporado más de 15.000 nuevos clientes a una cartera que supone ya más de 150.000 usuarios, que realizan una media de 6 compras anuales. Asimismo, la tarjeta de fidelización de Caprabo cuenta con 1,3 millones de clientes activos.

Caprabo ha mantenido su compromiso con la producción local. Casi la mitad de las compras que realizó en 2011 las hizo a compañías de Cataluña, con una cifra de negocio superior a los 540 millones de euros.