Gambón, cochinillo, jamón, dulces tradicionales, vinos y espumosos son los productos que registran mayor crecimiento de ventas en Navidad respecto a los meses previos. Caprabo prevé un incremento del 5% del gasto en la cesta de la compra respecto al año anterior. Respecto a los meses previos a la Navidad, los mariscos se venden el doble en diciembre; los jamones y paletillas elevan sus ventas en casi un 40%; los chocolates experimentan aumentos por encima del 120%; mientras que, en la categoría de bebidas, los vinos y espumosos aumentan en un 59% y un 264%.

En pescados, el gambón es el producto en el que se prevé un crecimiento superior esta Navidad, de hasta el 7,5%. El rape y la merluza y los mariscos, langostinos, bogavantes, almejas, pulpo y sepia a la cabeza, configuran un alto porcentaje de las ventas en pescadería para estas fiestas. En el segmento de carne, cobran especial protagonismo estos días el cochinillo, el cordero de lechal y el cabrito. Otro tipo de aves como la perdiz, la pularda o el capón, suelen tener más demanda en estas fechas bajo encargos específicos de clientes.

Este 2015 sigue la tendencia marcada por los años anteriores, con los productos gourmet o delicatessen como unos de los más demandados, sobre todo, en lo que tiene que ver con especialidades de quesos (internacionales, surtidos variados y formatos para picar) así como una amplia variedad de ibéricos, un segmento que crece en esta época, juntamente con los patés y los ahumados. En cuanto a dulces tradicionales, además de los clásicos turrones, Caprabo prevé un importante incremento de las ventas en los roscones de Reyes, con un 25%.

Más allá de la comida, las bebidas alcohólicas representan un importante desembolso en la cesta de Navidad donde Caprabo constata aumentos muy representativos en cavas, que multiplican por cuatro sus ventas, con respecto a meses fuera del periodo navideño. Asimismo, las bebidas de alta graduación doblan su demanda y los vinos con D.O multiplican por 1,5 sus ventas.