Caprabo y la fundación Ampans abrirán durante este año el primer supermercado de Cataluña gestionado de manera íntegra por personas con discapacidad, tal y como ha quedado plasmado en el acuerdo firmado recientemente entre el director general de la compañía de supermercados, Martin Gandiaga, y el director general de Ampans, Toni Espinal.

Para Martin Gandiaga, "es un proyecto de innovación social que pensamos abre nuevas oportunidades para personas con discapacidad y visibiliza la diversidad de capacidades y sus opciones profesionales en un sector en el que estás en pleno contacto con la sociedad de manera intensa y diaria". Asimismo, Gandiaga ha querido destacar que "Ampans hace un trabajo extraordinario. Nuestra colaboración con Ampans se ha iniciado con la incorporación de los productos de la Fundación en nuestro Programa de Proximidad por Comarcas. De esa colaboración surgió la iniciativa de abrir ahora un supermercado".

El nuevo establecimiento comercial es una franquicia y abrirá sus puertas en el último trimestre de este año en la localidad de Manresa

El nuevo establecimiento, que dará trabajo a 10 personas con discapacidad, responde, según Toni Espinal, a "nuestro carácter emprendedor para generar oportunidades laborales para las personas. Aunque nuestro objetivo primordial es acompañar y preparar a las personas para que puedan ocupar un lugar de trabajo en empresas de la comarca, la apertura de este establecimiento es un paso más en la diversificación laboral de nuestro centro especial de empleo, que entre otros negocios cuenta con un restaurante o un garden, con lo que ya llevamos experiencia en el trato directo con el público. El modelo de franquicias de Caprabo nos acerca y nos visibiliza en un entorno comunitario muy cotidiano -como lo es ir al súper- y nos permite estar a diario en contacto con la sociedad".

El nuevo establecimiento comercial es una franquicia y abrirá sus puertas en el último trimestre de este año en la localidad de Manresa.