Carrefour refuerza su plantilla con la incorporación de 7.800 personas para la cubrir la venta estacional del periodo veraniego. Un 90% de los contratados completan las plantillas de los hipermercados y el resto trabajan en supermercados y otras filiales del Grupo como agencias de viajes, gasolineras o servicios financieros. La política de empleo de Carrefour contempla tener un 85% de contratación indefinida, por lo que los nuevos contratados podrían ser contratados de forma indefinida.

Los nuevos colaboradores refuerzan todos los sectores directamente relacionados con la atención al cliente: línea de cajas, puntos de venta de productos frescos (carnicería, charcutería, frutería, panadería y pescadería) y en venta asistida de secciones como tecnología o electrodomésticos, entre otros. Los candidatos seleccionados poseen una clara orientación comercial y de atención al cliente y capacidad para trabajar en equipo. El perfil de las personas contratadas es muy variado, aunque predominan los jóvenes demandantes de primer empleo y estudiantes.

Entre todos los sectores en los que se han producido nuevas incorporaciones, Carrefour ha reforzado especialmente el área de productos frescos, con la incorporación de profesionales de oficio de productos frescos. Estos profesionales son uno de los ejes de la oferta comercial de Carrefour, que centra en su "Plaza del mercado" su apuesta comercial.