Carrefour ha experimentado un crecimiento del 3,2% en su facturación global durante el último trimestre de 2013, debido, sobre todo, a la recuperación de Francia y España.

En nuestro país, las ventas han registrado un incremento desde 2008. En concreto, la cifra de negocio del grupo en el mercado español ha mejorado un 1,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, descontando los efectos de calendario y las ventas de combustible.

La cierta mejoría de la economía ha permitido que el grupo de distribución mejore sus cuentas no sólo en Francia sino también en España. Ello permite a la compañía augurar unas ganancias antes de intereses e impuestos de unos 2.190 millones de euros para 2013. En el cuarto trimestre creció un 3,4% en términos interanuales. En Francia también se recuperaron las ventas un 1% en el conjunto del año y un 2% en el cuarto trimestre.

Carrefour se encuentra en el ecuador de un plan de reestructuración a tres años que incluye invertir en Francia después de haberse retirado de otros mercados que tienen pocas perspectivas de crecimiento.

Las ventas se desaceleraron en Brasil, el mayor mercado del grupo por detrás de Francia, y registraron un comportamiento negativo en otro gran mercado emergente como China.