La Cooperativa Consum facturó 1.840,3 millones de euros en 2013, en el ejercicio que incluye desde el 1 de febrero de 2013 hasta el 31 de enero de 2014. Una cifra que supone un 4,31% más que el ejercicio anterior, con unos resultados que se situaron en 32,2 millones de euros, un 0,33% más.

En 2013 las inversiones de la cooperativa ascendieron a 81,4 millones de euros, destinadas, principalmente, a la ampliación de la plataforma logística de Las Torres de Cotillas (Murcia), a la construcción de una nueva plataforma logística en la Zona Franca de Barcelona y al crecimiento y renovación de la red comercial.

Se abrieron 32 nuevos supermercados (13 centros propios Consum o Consum Basic y 19 franquicias Charter), se reformaron 9 y se amplió el nuevo modelo de perfumería asistida a 52 tiendas más. Actualmente Consum cuenta con un total de 625 supermercados, 423 propios y 202 franquiciados, situados en la Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Aragón.

El crecimiento de Consum ha permitido mantener la cuota de mercado nacional por superficie en el 3,8%, situándola en el 8º puesto del ranking nacional de empresas de distribución, según ha informado la cooperativa valenciana.

Igualmente en 2013, la empresa ha mantenido su compromiso con los productos de origen local. De hecho, el 99% de las compras de la Consum se realizan en España. Además, el 69,6% de las compras de Consum durante el pasado ejercicio se realizaron en las comunidades autónomas en las que está presente.

A pesar de las dificultades que atraviesa la economía, Consum sigue manteniendo su apuesta por la creación de empleo. Durante 2013 la plantilla de la cooperativa ha aumentado un 5,14%, el doble que en 2012, creando un total de 537 nuevos puestos de trabajo y alcanzando los 10.977 trabajadores, "a los que se les ha mantenido tanto el salario, como las horas y los beneficios sociales", según indica la empresa. El 97% de las personas que trabajan en Consum son socios, fijos o socios en periodo de prueba. Todos ellos participan en la propiedad, en la gestión y en los resultados de la cooperativa, así como en el reparto de beneficios, que en 2013 superó los 16,9 millones de euros.

El 74% de la plantilla son mujeres y la media de edad es de 37 años, por tanto, desde Consum se señala como prioritario "alcanzar fórmulas eficaces para hacer posible la conciliación personal y laboral".

La Cooperativa ha invertido 5,5 millones de euros en esta materia, 509 euros por trabajador. Todos los centros de Consum cuentan con la certificación de Empresa Familiarmente Responsable (EFR), manteniéndose como la única empresa de distribución comercial en España que posee este certificado de la Fundación Familia, con el aval del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Desde la implantación del Plan de Conciliación de Consum en 2007, la Cooperativa ha aumentado su productividad un 7,5%. La mejora de la calidad de vida en el trabajo ha permitido también la atracción y retención del talento, reduciendo un 47,1% el absentismo y un 55% la rotación, lo que favorece un mejor clima laboral.

2,1 millones de socios-clientes

Para Consum, sus socios-clientes son un pilar fundamental y en 2013 ha superado la cifra de los 2 millones, hasta alcanzar los 2.165.648 socios-clientes, un 12% más, lo que la convierte en la cooperativa con más socios consumidores de España.

El pasado ejercicio Consum repartió a sus socios-clientes 20,9 millones de euros en cheques regalo en su domicilio, más de 80 millones en los últimos 5 años. Estos descuentos, que en 2013 se han incrementado un 9%, sumados a la filosofía comercial de la Cooperativa, tienen como objetivo que el cliente encuentre siempre lo que busca y que ahorre desde la primera unidad.

En 2013, Consum ha realizado inversiones ambientales por valor de 4,5 millones de euros dedicados a continuar con su Plan de Ahorro y Eficiencia Energética. Este plan ha permitido una reducción del 10% en el consumo de energía por metro cuadrado, dato equivalente al consumo eléctrico anual de 120 centros y que se traduce en un ahorro de 14 millones de euros desde que se inició, en 2008.

Una de las piezas clave del plan es el modelo de supermercado Ecoeficiente, implantado ya en 280 centros -lo que representa un 66% del total de la red propia- que permite un ahorro del 25% en el consumo eléctrico respecto a un supermercado convencional. Además, el 67% de la energía consumida en 2013 ha sido generada por fuentes renovables.

Por otra parte, con la puesta en marcha de la plataforma logística de Las Torres de Cotillas, la cooperativa ha logrado ahorrar un 20% en el coste del transporte de mercancías. Este dato, sumado a la política de prevención de envases y embalajes, al control de los residuos y a los sistemas de eficiencia energética, ha contribuido a mejorar la Huella de Carbono de Consum en un 8% respecto al año anterior, emitiendo 7.732 toneladas de CO2 menos que en 2012, cantidad que, para ser depurada directamente por la naturaleza, requeriría de 128.865 árboles. El ejercicio 2013 servirá de base para un nuevo cálculo de la Huella de Carbono, que permitirá su certificación.