Covirán ha apostado desde sus inicios por el desarrollo local de las zonas en las que opera, maximizando la distribución de la riqueza y revirtiéndose ésta de una manera más directa en las economías locales. Muestra de ello es que el volumen de negocio de los supermercados Covirán tiene un impacto directo en el crecimiento del empleo local. Así, por cada millón de euros facturado Covirán genera empleo para 12 personas, según se señala desde la cooperativa de origen granadino.

Actualmente, la cooperativa tiene más de 2.805 socios que dan empleo a 14.886 personas. Durante 2014, Covirán creó más de 700 puestos de trabajo y estima mantener ese crecimiento en la Península Ibérica. Estas cifras ponen de manifiesto el cumplimiento de una de sus principales metas, enriquecer los lugares donde se asienta, reforzando el tejido empresarial local y las oportunidades de trabajo. Mantener un empleo estable, apoyar el emprendimiento y mantener la cohesión territorial son algunos de los logros de esta cooperativa de supermercados.

"Desde nuestros inicios, las personas y su desarrollo forman parte de nuestra filosofía de actuación. Apostamos por apoyar a pequeños y medianos empresarios para que tengan negocios rentables, trabajamos en su formación continuada y desarrollamos políticas que faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar. Estamos convencidos de que su satisfacción revierte en beneficio de la empresa", afirma Luis Osuna, consejero delegado de Covirán.

La apuesta de la compañía por la cualificación de sus socios y empleados es un elemento fundamental de su estrategia de desarrollo. Así, los trabajadores de la cooperativa Covirán han recibido más de 15.000 horas de formación a través de los diversos programas que conforman el Plan de Formación 2014 y de la oferta formativa diseñada en exclusiva para este colectivo.