Covirán apuesta firmemente por incorporar productos catalanes a su surtido local. En 2014, la compañía, consciente de las necesidades de los consumidores de la zona, invirtió 38,7 millones de euros en proveedores locales. Para adaptar su catálogo general a los gustos y necesidades de los clientes de la zona, Covirán cuenta con 122 proveedores catalanes que asesoran cuidadosamente a la compañía en la selección de productos locales de calidad. 

En esta firme apuesta por Catalunya, Covirán incorporó durante 2014 cuatro nuevos puntos de venta a su red. Así, la compañía sumó el pasado año 20 establecimientos en la Comunidad, con un total de 3.025 m2 de superficie, que generan 82 puestos de trabajo. Además, la compañía apuesta por la creación de empleo de calidad, ya que más del 80% de sus trabajadores directos tienen un contrato fijo.

La enseña, que actualmente tiene distribuidos más de 3.245 supermercados en la península ibérica, está desarrollando su proyecto de expansión en Catalunya. Cuando cuenten con una masa de socios suficiente, Covirán podría abrir una nueva plataforma de distribución para dar servicio a los asociados de esta zona.