La cadena de supermercados Hiperber continúa realizando mejoras en sus establecimientos y, durante este mes, ha renovado los murales de frío en siete de sus supermercados, con el fin de conseguir una mejor eficiencia energética.

El sistema frigorífico implantado permite reducir el consumo de energía de refrigeración hasta en un 70%. Dicho ahorro se consigue gracias a la instalación de nuevos murales con puertas y eficiencia energética, que mantiene constante la temperatura del interior.

Estos murales se han instalado en las secciones de lácteos, quesos, frutería y producto de libre servicio, en siete tiendas ubicadas en Santa Pola, San Vicente, Xixona, Alicante, y Elche. Además, se ha implantado en todas las tiendas de reciente apertura y el objetivo es incorporarlo paulatinamente a todas las superficies de la cadena.

“El sistema incluye, además de las vitrinas, iluminación de bajo consumo y alta eficiencia, que también favorece la reducción del gasto energético. Este año estamos haciendo una apuesta por seguir mejorando nuestros centros para ofrecer el mejor servicio a los clientes”, explica el consejero delegado, José Bernabeu, quien también ha indicado que la inversión realizada por la empresa en este proyecto de renovación ha sido de 300.000 euros