El sector de la alimentación se está convirtiendo en el nuevo "core" de inversión inmobiliaria en retail, según la consultora inmobiliaria internacional Savills Aguirre Newman. El año pasado, por primera vez, las inversiones en supermercados, hipermercados y tiendas de alimentación representaron un récord de participación con el 21% del total de la actividad retail en el continente, frente a una media del 7% en los cinco años anteriores. A pesar de la disminución del incremento de las ventas minoristas en 2020 (del 3,9% en 2019 al 1,7% en 2020), las ventas de alimentación aumentaron un 7,5%, y se espera que sigan creciendo un 2,2% anual durante los próximos cinco años.

España ocupó el tercer puesto en mercados de inversión en el sector de alimentación en 2020, con 675 millones de euros, por detrás de Alemania, que fue el mayor mercado con 3.100 millones de euros, y del Reino Unido, con 1.700 millones de euros destinados a de inversión inmobiliaria en el sector de alimentación. España fue el segundo mercado con mayor crecimiento al registrar un 145% por encima de la media de los últimos cinco años, solo por detrás de Alemania, que registró un incremento del 217% frente a la media en el mismo periodo.

España ocupó el tercer puesto en mercados de inversión en el sector de alimentación en 2020, con 675 millones de euros, por detrás de Alemania

Salvador González, director de inversión Retail en Savills Aguirre Newman, explica que "las características defensivas y la resistencia operativa del sector seguirán atrayendo a un número creciente de compradores. Es posible que algunos activos lleguen al mercado a través de sale & lease back, pero hay poca oferta para la demanda actual y alta competencia”.

Savills Aguirre Newman considera que la competencia entre inversores ha provocado una compresión de la rentabilidad para los supermercados prime en Europa, que pasará del 5,7% al 5,4% en el primer trimestre de 2021.

Previsiones online

Según datos de Forrester, la tasa de crecimiento de la venta online del sector de la alimentación en Europa occidental pasó del 19,5% en 2019 al 56,1% en 2020. La cuota en alimentos y bebidas saltó del 3,4% al 5,3% de media en toda la región y se prevé que alcance el 12,6% en 2025.

Según el informe, a diferencia de otras categorías de ecommerce, los pedidos de alimentación online suelen ser atendidos por las propias tiendas, lo que hace que el valor efectivo de la tienda sea mayor de lo que resulta evidente en un principio.

Durante la pandemia, los grandes operadores de alimentación pudieron satisfacer el aumento de la demanda online gracias a su red de tiendas. Los operadores ya establecidos han tenido crecimiento y en este tiempo han surgido nuevos modelos de venta de alimentación online que se diferencian por el tipo de productos y servicios que ofrecen o su método de pedido y entrega. Aunque estos nuevos operadores no necesitan tiendas físicas, dependen de la entrega casi instantánea y para ello se apoyan en almacenes urbanos para competir, despertando demanda de este tipo de espacio en las ciudades en las que sirven.