Las compras de turistas extranjeros en el comercio han aumentado un 18% entre enero y agosto, frente al mismo periodo del año anterior, según datos de Anged. Un impulso de las ventas muy superior a la llegada de visitantes internacionales (3,9% más) y que se debe, sobre todo, a la liberalización de los horarios comerciales puesta en marcha por algunas Comunidades y Ayuntamientos. La Comunidad de Madrid, que liberalizó por completo los horarios comerciales hace un año, ha incrementado las ventas a los turistas extranjeros un 29%, a pesar de ver reducida la llegada de visitantes internacionales. Además, el sector minorista madrileño ha creado 26.700 puestos de trabajo durante el primer año de aplicación de la libertad de horarios, según datos de la EPA.

El comercio de la Comunidad Valenciana también ha experimentado un fuerte crecimiento de las ventas a visitantes internacionales, con respecto a la evolución de la llegada de turistas. En concreto, las ventas crecieron un 20%, mientras que las visitas subieron un 12%. La ciudad de Valencia declaró a principios de 2013 una amplia zona de gran afluencia turística que ha permitido a las tiendas adaptar sus horarios a la demanda de los consumidores. La ocupación del sector en la Comunidad Valenciana también ha avanzado en cerca de 2.000 empleos, según datos de la EPA.

Baleares y Andalucía, que han puesto igualmente en marcha zonas de gran afluencia turística con libertad de horarios para el comercio, registraron un repunte de las ventas del entorno al 13%. Un crecimiento que duplica la llegada de turistas internacionales. Como demuestran los datos, el turismo ofrece al comercio una magnífica oportunidad para impulsar las ventas y combatir la fuerte recesión del consumo, que suma ya 37 meses en negativo. Pero para aprovechar al máximo todo el potencial de gasto, generación de empleo y riqueza de los turistas internacionales es necesario seguir avanzando en la libertad de horarios comerciales, según apunta Anged.