El mercado del gran consumo en España alcanzó en el tercer trimestre su pico de crecimiento más alto de todo el año, un 3,6%, según el informe Growth Reporter elaborado por la consultora Nielsen. Este dato mejora sensiblemente el 2,1% registrado en el segundo trimestre, y también el logrado entre enero y marzo, que fue del 3,1%.

Esta subida de las ventas de los supermercados e hipermercados viene de la mano del consumidor, que llenó un 3,5% más la cesta, en un entorno de precios que apenas subieron un 0,1% en este período. De este modo, la cesta de la compra consolida su recuperación fruto de la mejora de la confianza del consumidor, manteniendo la dinámica positiva que comenzó el año pasado.

España, la segunda mejor en Europa

Según el informe, la cifra de crecimiento experimentado por España sitúa a nuestro país como líder en Europa, sólo superado por Turquía, con un 8,1%. Además, supera de largo la media de Europa, que fue del 1,1%.

Si se compara España con otras economías similares, las diferencias son también muy notables. Así, Italia creció un 0,3% y sigue en deflación; mientras que Francia y Alemania apenas crecieron en torno al 0,7 - 0,8%. En la misma línea, Reino Unido experimentó una caída del 0,7%.

Según el director de Estudios para la Distribución de Nielsen, Asís González de Castejón, "crecer más del 3% en gran consumo, que es un mercado inelástico - ni de grandes crecimientos, ni de grandes caídas-, con los precios estables y una población a la baja, tiene mucho mérito y eso habla de un consumidor más animado, con más confianza y que se ha liberado definitivamente de ese cinturón que le apretaba y que le hacía ir a la compra con el freno de mano puesto".