El próximo jueves Lidl abre las puertas de su nuevo establecimiento en la calle Jacinto Benavente nº 45, de Vigo, donde se situará la tienda de mayores dimensiones de la cadena en toda la comunidad gallega, gracias a una sala de ventas de 1.600 metros cuadrados, tras haber realizado una inversión de 4,6 millones de euros para su construcción y equipamiento.
 
El alcalde de la ciudad, Abel Caballero, ha visitado hoy la nueva tienda, ubicada en la antigua nave de Toys’R’Us, junto al director regional de Lidl en Galicia, Jaime Herrá, que señala que “este nuevo punto de venta es un espejo perfecto de los valores que están en el ADN de la marca, ya que el empleo generado directamente y el que hemos reforzado ratifican la apuesta decidida de nuestra cadena en la provincia de Pontevedra”.

La cadena ha confiado a varias empresas de la zona, como Oreco-Balgon o Ingeniería Capitel, la ejecución de este proyecto, cuya puesta en marcha ha supuesto la creación de 50 nuevos puestos de trabajo. Algunos de estos nuevos empleados se han incorporado a la nueva tienda, donde trabajarán un total de 30 personas, y el resto reforzarán las otras 4 tiendas de Vigo.

 

La tienda, ubicada en la antigua nave de Toys’R’Us, es la primera de la cadena en toda la comunidad en incorporar un travelator pasillo rodante- para favorecer la accesibilidad y la comodidad

La inversión realizada por la compañía también refuerza su compromiso con la sostenibilidad y la eficiencia energética con las dos primeras plazas de recarga de coches eléctricos de Lidl en Vigo, así como con la incorporación de placas fotovoltaicas o tecnología de iluminación LED. De un modo paralelo, el diseño de las instalaciones, que cuentan con espacio para el estacionamiento de 150 vehículos, pretende mejorar la experiencia de compra de los vecinos de Bouzas, As Travesas, Berbés y el casco antiguo con el primer travelator -pasillo rodante- de Lidl en toda Galicia.  
 
Además de mejorar la accesibilidad y la comodidad, el establecimiento dispone de todas las medidas de higiene y seguridad que Lidl ha puesto en marcha desde el inicio de la crisis sanitaria, y que recientemente han sido avaladas con la certificación de Aenor.
 
La puesta en servicio del centro de Jacinto Benavente representa la tercera apertura de la cadena en cinco años, ya que se suma al establecimiento de la Avenida de Madrid (en funcionamiento desde noviembre de 2016) y al de Teis en noviembre del año pasado. A ellas hay que añadir las instalaciones de Parque Comercial Meixueiro y de Avenida Florida, que sitúan a Vigo como la ciudad gallega que, con diferencia, acumula más puntos de venta de Lidl, en los que se generan 130 puestos de trabajo directos.
 
Desde Lidl se señala que se han convertido "en uno de los principales dinamizadores del mercado laboral de Pontevedra: por cada empleo directo que crea, genera otros 10 adicionales". A día de hoy cuenta con una plantilla propia de unos 300 empleados -casi el 43% de sus 700 trabajadores en Galicia-, pero gracias a su actividad genera más de 2.500 empleos de forma indirecta e inducida, siendo responsable en total de más de 2.800 puestos de trabajo en la provincia, el 0,75% del conjunto del territorio.  
 
Con esta apertura, también refuerza su compromiso con el producto gallego. Lidl compra más de 260M€ anuales en referencias gallegas, entre ellas leche (UHT y fresca), conservas de pescado, vinos, cerveza o quesos, y es una de sus principales plataformas de exportación: actualmente, exporta un 28% de lo que compra en Galicia a su red internacional de más de 11.200 tiendas en 30 países.  
 
La compañía trabaja actualmente con 60 proveedores locales de forma continuada y cuenta con más de 400 referencias gallegas, que se venden de forma continuada en las distintas tiendas de Lidl en España y Europa.