En 2017 Lidl realizó compras en España país por valor de 4.650 millones de euros, cifra récord para la compañía y que supone un incremento de un 20% respecto a 2016. Esto supone que Lidl compra en España más de lo que vende, generando una balanza comercial positiva de más de 1.000 millones de euros para el mercado español.

Del volumen total de compras, 3.900 millones de euros corresponden a producto agroalimentario español, cada vez más presente en las tiendas de Lidl a nivel internacional. En 2017 la cadena incrementó las exportaciones un 30% y vendió más de 2.200 millones de euros en producto español en 30 países a través de su red internacional de 10.500 establecimientos.

El director general de Compras de Lidl en España, Miguel Paradela, explica las razones de este crecimiento indicando que "la excelente calidad de los productos españoles genera cada vez una mayor demanda, especialmente a nivel internacional. Nuestros clientes en Alemania, Francia o República Checa también quieren encontrar en sus tiendas las aceitunas, los embutidos, las frutas, las verduras o los vinos que producimos aquí. Gracias a esta apuesta por el producto español, Lidl contribuye de forma decisiva al desarrollo del sector agroalimentario y a internacionalizar el negocio de los proveedores de nuestro país".

Un 35% más de fruta y verdura española

Por sus volúmenes de compra, la cadena es desde hace años el principal cliente de la huerta española, que en 2017 reforzó adquiriendo 1,9 millones de toneladas de fruta y verdura en España -un 35% más que el año anterior-, por valor de 1.940 millones de euros.

Teniendo en cuenta la producción total de la huerta española en 2017, valorada en 18.547 millones de euros, Lidl ya adquiere el 10,5% de la producción hortofrutícola que se cultiva en los campos españoles. La cadena exportó el 86% de las frutas y verduras adquiridas en nuestro país, por un valor de 1.668 millones de euros, cantidad que representa el 13% de toda la exportación del sector, valorada en 12.704 millones de euros.

Según se desprende de un estudio realizado por la consultora PwC, Lidl genera el 0,45% del PIB español (datos de 2016). Asimismo, su impacto en la economía del país tiene un efecto multiplicador de 17: por cada euro de EBITDA que Lidl obtiene en España, genera 17€ adicionales al PIB total del país, según las cifras que de la cadena de supermercados.