Lidl Supermercados acaba de iniciar las obras de su nueva plataforma logística de Alcalá de Henares, en el noreste de la Comunidad de Madrid, que será su instalación logística más grande de Europa y supondrá una inversión de 70 millones de euros.

Las obras han comenzado con el acto de colocación de la primera piedra, al que han asistido el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz; el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Bello Nieto, y el director general de Expansión e Inmuebles de Lidl España, Javier Suárez.

Esta plataforma, la décima de Lidl en España, tendrá una superficie construida de 71.800 m2 sobre una parcela de más de 100.000 m2. Además de la zona de almacenaje convencional con capacidad para 10.000 palets y cámaras de frío de varias temperaturas (de 18ºC a -26ºC) que ocuparán 12.000 m2, en su diseño destaca, por primera vez en España, una zona logística equipada con sistemas automatizados que incluye un silo de 40 metros de altura y capacidad para más de 50.000 palets.

El nuevo centro de Alcalá de Henares, que empezará a dar servicio en verano de 2016 y estará totalmente concluido en otoño de 2017, será también el más sostenible, ya que se edificará siguiendo las normas establecidas para la obtención de las certificaciones de sostenibilidad Breeam y Verde, esta última concedida por Green Building Council España (GBCe).

Además, se seguirán criterios de eficiencia energética aún más exigentes que los aplicados en la recientemente inaugurada plataforma de Lidl en Murcia. En una primera fase está previsto que en estas instalaciones trabajen 100 personas, número que ascenderá a 275 empleados cuando la planta esté a pleno rendimiento. Conjuntamente con la otra plataforma con la que cuenta Lidl en la Comunidad de Madrid, situada en Pinto, se suministrará a diario mercancía a más de 150 tiendas de toda la zona centro de la península.