Lidl lanza su primera línea de lencería realizada a base de SeaCell, fibra natural que contiene algas marinas del océano Atlántico. Desde la cadena se destaca que esta nueva gama de productos de la colección Esmara, marca propia de Lidl, "respetan y proporcionan numerosos beneficios regeneradores y antioxidantes al cuerpo de la mujer y están realizados mediante métodos de producción altamente sostenibles y respetuosos con el medio ambiente".

Además de sus propiedades antibacterianas y antioxidantes y de una capacidad de transpiración y de absorción de la humedad superior a la del algodón, la composición de algas del nuevo tejido "ayuda a activar la regeneración celular, que a su vez puede ayudar a aliviar las enfermedades de la piel, reducir la inflamación y calmar el dolor", según Lidl. Estas propiedades antibacterianas y regeneradores se mantienen incluso después de repetidos lavados y lo convierten en un tejido ideal sobre todo para pieles sensibles.

Según un estudio de la Fundación Ellen McArthur, la máxima promotora independiente de la economía circular, en los últimos 15 años la producción mundial de ropa se ha duplicado y solo el 20% de los residuos textiles se reciclan. Por ello, cada vez se hace más necesario un cambio de modelo en la industria. Actualmente, es cada vez más creciente el número de consumidores que se suma al "consumo responsable”, no solo por la tan necesaria reducción del consumo en moda, sino por los numerosos beneficios de los tejidos sostenibles para la salud.

La nueva colección cápsula de lencería ya está disponible de forma limitada en su tienda online y llegará a sus 600 tiendas físicas de España el próximo 20 de febrero y se compone de camisetas con encaje, calcetines tobilleros, sujetadores con encaje y sin aro y braguitas y culottes con encaje. Los productos están disponibles en 4 colores: negro, menta, rosa palo y blanco.