Lidl abre su primera tienda en el municipio de Santa Margalida, ubicada en el Polígono Son Baulo Can Picafort (Carretera de Artà al Port d’Alcudia). La compañía ha invertido cerca de cuatro millones de euros en su construcción y equipamiento y ha creado 30 nuevos puestos de trabajo. Asimismo, ha contado con varias empresas locales para la ejecución del proyecto, generando así también riqueza y empleo indirecto.

Coincidiendo con la apertura, Lidl ha querido prestar su apoyo a los productores agroalimentarios baleares. En el exterior de la nueva tienda, que cuenta con amplio aparcamiento, se ha realizado una exposición y cata de los mejores productos locales, obsequiando a los clientes que habían adquirido en su compra artículos de Baleares.

El alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo; el director general de Agricultura, Ramaderia i Desenvolupament Rural del Govern, Fernando Fernández; el conseller de Promoció Econòmica i Desenvolupament Local del Consell de Mallorca, Jaume Alzamora; y representantes de Asaja y Unió de Pagesos han visitado esta mañana el nuevo establecimiento junto con el director regional de Lidl en Baleares, Achim Becker, y tras visitar el centro, han participado en la campaña de promoción de producto balear.

La nueva tienda

La nueva tienda cuenta con una sala de ventas de más de 1.300 metros cuadrados e incluye grandes ventanales para aprovechar la luz natural, pasillos anchos, sistemas de climatización de bajo consumo y una amplia exposición de productos frescos (pan recién hecho, fruta, verdura, carne y pescado).

Este nuevo establecimiento, que abrirá de lunes a sábado de 9:00 a 21:30h y los domingos de 9:00 a 15h, cuenta con un parking de más de 75 plazas, incluyendo dos puntos de recarga para vehículos eléctricos, y dispone de paneles solares, luces led y aislamiento ecosostenible. Asimismo, incorpora todas las medidas de higiene y seguridad que Lidl ha puesto en marcha desde el inicio de la crisis sanitaria, avaladas con la certificación de Aenor.

El alcalde de Santa Margalidad, Joan Monjo, ha señalado en su visita a la nueva tienda de Lidl que “además de contribuir a generar actividad económica y empleo, esta apertura al público es una muy buena noticia para el municipio y especialmente para los vecinos de Can Picafort, ya que a partir de ahora cuentan con una opción más para sus compras y más servicios de proximidad”.

Achim Becker: “La tienda es la tercera que ponemos en marcha en Mallorca en lo que va de alo, lo que supone que seguimos creciendo y creando empleo”

El director regional de Lidl en Baleares, Achim Becker, ha subrayado por su parte que “la puesta en marcha de esta nueva tienda en Can Picafort es una muestra más del compromiso de Lidl con las Illes Balears. Es la tercera que ponemos en marcha en Mallorca en lo que va de año, lo que supone que seguimos creciendo, creando empleo y ampliando nuestro compromiso con los productores locales en un momento de especial dificultad”. Becker, además, ha agradecido al Ajuntament de Santa Margalida “su fantástica acogida y la colaboración de los servicios municipales para poner en marcha este nuevo establecimiento, uno de los más grande y cómodos de la zona”. 

Apuesta por el producto local

Lidl ha realizado una campaña de promoción de producto balear, en el marco de su apuesta permanente por el desarrollo de los proveedores de la región

Aprovechando la puesta en marcha de esta nueva tienda, Lidl ha querido refrendar una vez más su apoyo a los proveedores locales con una exposición de productos de la zona, fomentando así su consumo. Esta acción se enmarca en el compromiso que la cadena mantiene desde hace años con el desarrollo de la industria agroalimentaria balear, y que en el último año está impulsando especialmente ante las dificultades que están teniendo algunos productores baleares para dar salida a sus productos como consecuencia de la crisis sanitaria. 

En este sentido, en el último año ha duplicado el número de referencias de productos locales (de 40 a más de 80) en sus tiendas de Mallorca, incorporando artículos como patata mallorquina, tomate de ramallet, calabacín, cebolla, queso, diferentes vinos y pan y bollería tradicional de las islas, entre otros. Y para impulsar su consumo entre sus clientes está identificado estos artículos de kilómetro cero con un sello distintivo, “És balear, és bo”, que facilita su identificación.

Compromiso con las Illes Balears

La apertura de la nueva tienda en Can Picafort es un reflejo más de la apuesta de Lidl por las Illes Balears, donde está presente desde 2001 y cuenta ya con 27 puntos de venta -22 en Mallorca- y más de 600 empleos directos. En lo que va de año, Lidl ha abierto tres nuevos establecimientos en la Isla (Palma – Calle Aragón, Peguera y ahora Can Picafort), sumando una inversión de 19 millones de euros y 70 nuevos empleos.

Además de los puestos de trabajo que su actividad crea de forma directa, Lidl genera  otros 480 empleos adicionales, entre indirectos e inducidos (un 0,18% del total de la región) y un impacto en el PIB de la Comunidad de 56 millones de euros anuales (0,19% del total).

Asimismo, se ha convertido en una de las principales plataformas de exportación del producto balear, llevando algunos de sus productos más emblemáticos a su red de más de 11.200 tiendas en 30 países.