Los supermercados de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) ofrecen hasta 1.000 referencias de productos sin gluten en sus lineales, una cifra que no ha dejado de aumentar en la última década. Con motivo del Día Nacional del Celiaco, que la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (Face) celebra el 27 de mayo, Asedas quiere recordar su compromiso para que los celiacos y sus familias puedan realizar una compra completa a precios competitivos en su supermercado de referencia.

A día de hoy, una familia con una persona celiaca entre sus miembros puede hacer toda su compra de alimentación en la gran mayoría de los supermercados de Asedas.Tanto las marcas propias de la distribución como las marcas especializadas lideran las ventas de productos sin gluten en referencias de las categorías más demandadas (pan, pizzas, bollería, etc.).

Asedas calcula que, en el conjunto de las referencias disponibles en un supermercado, alrededor de un 10% son aptas para celiacos; además de aquellos productos que, por su propia naturaleza, no lo contienen. Por lo tanto, las posibilidades de hacer una compra completa son muy amplias.

Asedas calcula que, en el conjunto de las referencias disponibles en un supermercado, alrededor de un 10% son aptas para celiacos

La mayor oferta de productos aptos para celiacos va muy ligada a la investigación para incorporar ingredientes sustitutivos al gluten y hacerlo de manera que satisfaga al paladar y que el precio sea adecuado. Éste es un ejemplo de la innovación que se produce a demanda de los supermercados y en beneficio de los celíacos y sus familias.

Resultado de este trabajo es la ampliación del número de referencias –tanto en la tienda física como online-, que ha pasado de unas decenas de referencias hasta 1.000 o más en la última década, así como la capacidad de elección para el consumidor. El abaratamiento de los costes de producción, que ha permitido reducir los precios significativamente en los últimos años, es otra de las líneas de trabajo en la que se sigue profundizando en la actualidad.

"Los supermercados han sido impulsores de parte de los cambios más importantes que han permitido mejorar la vida de las personas con intolerancia al gluten. El esfuerzo de los supermercados en este sentido es muestra de nuestro compromiso con el consumidor, al que tenemos como principal referente. Desde la responsabilidad de realizar un buen etiquetado hasta el constante incremento de referencias que permiten a las familias con algún miembro celiaco realizar su compra completa de una manera cómoda y a precios competitivos, seguimos profundizando en este camino", ha asegurado Ignacio García-Magarzo, director general de Asedas.