Makro pone en marcha ‘ADN Local’, una iniciativa que tiene como objetivo ofrecer productos de proximidad apostando por pequeños y medianos proveedores locales. Este proyecto se enmarca dentro de la estrategia de la compañía por garantizar una gastronomía 100% sostenible respetuosa con el entorno.

A través de ADN Local, Makro pone a disposición de los hosteleros más de 9.000 referencias de alimentación, perecedero, pescados, frutas y verduras procedentes de más de 1.000 productores locales. Así, la compañía fomenta la producción local de alimentos de máxima calidad, que destacan por ser productos frescos y de temporada. Se estima que la venta de este surtido alcance los 85 millones de euros de facturación a final de año.

Se estiman que las ventas de estos productos de proximidad alcancen los 85 millones de euros de facturación

 

ADN Local se asienta sobre tres pilares fundamentales: los productores locales, el producto y el territorio. De este modo, se visibiliza el esfuerzo y trabajo diario de los productores locales; se apuesta por productos kilómetro cero, procedentes de un radio no mayor a 150km, socialmente responsables con el medioambiente y con el crecimiento de la economía local; y finalmente, se pone en valor el territorio y el origen de los productos. Todo ello, asegurando la adaptación de los productos y servicios a las necesidades de cada negocio desde la cercanía, la autenticidad y el localismo. 

La presentación del proyecto ha tenido lugar en Alcobendas, con un tematizado mercado de productores y una muestra de más de  60 referencias de productos kilómetro cero de todo el territorio nacional. El evento ha contado con la presencia de David Martínez Fontano, director de ventas de Makro España; Chema León, director de marketing y Asier Bárcena, director de compras de alimentación. Además, han estado acompañados por proveedores locales y reconocidos chefs como Fernando Canales (Restaurante La Despensa de Etxanobe), Álvaro Castellano e Iván Morales (Taberna Arzábal).

En palabras de David Martínez Fontano, “somos plenamente conscientes de la gran calidad de los productos de nuestros proveedores nacionales. Por eso, el ADN de Makro es local y apostamos decididamente por una cocina de proximidad que garantice la sostenibilidad de la gastronomía y la reducción del impacto medio ambiental”.

Pretende visibilizar la labor de los productores locales y mostrar los efectos de la economía local en el medioambiente

 

Esta iniciativa responde a un doble objetivo. Por una parte, Makro pretende visibilizar la labor de los productores locales, con el consecuente beneficio para las economías locales quienes dinamizan su actividad y crean empleo en cada una de las 15 Comunidades Autónomas en las que la compañía opera. Por otra, tiene importantes efectos en términos medioambientales, ya que al apostar por productos de proximidad se reducen considerablemente las emisiones de gases efecto invernadero durante las labores de transporte, el desperdicio y la generación de residuos. 

Esta acción se enmarca dentro de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa desarrollada por Makro y que tiene como objetivo contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En concreto, la compañía pretende dar respuesta al ODS 12 y su segunda meta de lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales.