Mercabarna ha cerrado el último ejercicio con unos beneficios de 3.760.836 euros, según recoge la Memoria Económica y de Actividades de 2012 publicada por esta sociedad en junio. Los beneficios, sin embargo, han disminuido cerca de un 7% en relación con 2011, como consecuencia de la actual coyuntura económica, que ha provocado un menor movimiento de alquileres y traspasos entre las empresas alimentarias que operan en este recinto y un descenso en el volumen de sacrificios en el Matadero (servicio de pago que Mercabarna ofrece a las empresas cárnicas ubicadas en el polígono alimentario). Para 2013, las previsiones de Mercabarna apuntan a un incremento de los beneficios, en torno a un 16%, fruto de una mayor contención de los gastos y a la comercialización de más espacios dentro del recinto para la ubicación de nuevas empresas.

La destaca algunas de las iniciativas que Mercabarna ha puesto en marcha durante 2012, así como otras que ha seguido desarrollando, para mejorar la competitividad de las empresas ubicadas en este polígono alimentario. En este sentido, destaca el proyecto, iniciado en el último trimestre del año, para convertir Mercabarna en el Hub Alimentario del Mediterráneo, es decir, una gran plataforma logística de entrada de alimentos frescos de todo el mundo para su posterior redistribución hacia el mercado nacional y europeo. Un proyecto, que se trabajará a lo largo de este 2013 y en el que ya se han dado algunos pasos, como el establecimiento de contactos con instituciones y empresas nacionales e internacionales vinculadas al mundo de la logística y el comercio.

La publicación también refleja las acciones impulsadas por la Asociación Clúster Alimentario de Barcelona, entidad creada en 2009 y liderada por Mercabarna que cuenta con una treintena de empresas del sector alimentario adheridas. Uno de los servicios que ofrece es la organización de cursos de formación vinculados al sector alimentario. Durante 2012, destaca el buen nivel de inserción laboral, ya que un 37% de los participantes en los cursos ocupacionales encontraron un trabajo en empresas del sector de la alimentación. Respecto a la gestión medioambiental, destaca el alto nivel de reciclaje alcanzado por Mercabarna, con un 80% de valorización de los residuos generados por las empresas ubicadas en este polígono alimentario.

La actividad comercial registrada por el conjunto de empresas situadas en Mercabarna a lo largo de 2012 reflejó la ralentización del consumo. Como alternativa, muchas empresas optaron el año pasado por fomentar las exportaciones, que se incrementaron hasta el 20%.