Metro asume el control de Davigel España, compañía de Food Service propiedad hasta ahora del mayorista estadounidense Sysco, para fortalecer la estrategia de la compañía en el mercado Horeca en España, donde opera con la enseña Makro.

Davigel España se fundó en 1988 y a día de hoy ofrece suministro a más de 4.000 clientes, principalmente en las islas Baleares y Canarias. Más del 70% de sus clientes son cadenas hoteleras, mientras que los restaurantes independientes y hosteleros, representan alrededor del 30% del total de las ventas. La compañía posee los derechos en exclusiva en España del surtido de productos de Sysco Francia, que consiste predominantemente en productos congelados elaborados o listos para comer y como complemento a la adquisición, Sysco Francia, Davigel España y Makro España han firmado un acuerdo a largo plazo que incluye el acceso al catálogo de productos de Davigel.

Más del 70% de sus clientes son cadenas hoteleras, mientras que los restaurantes independientes y hosteleros, representan alrededor del 30% del total de las ventas

En palabras de Peter Gries, CEO de Makro España, “gracias a este acuerdo, Makro refuerza su objetivo de crecimiento y desarrollo sostenible, aprovechando oportunidades de crecimiento en el sector y contribuyendo a facilitar el día a día de los hosteleros del país”. Ambas compañías buscarán sinergias que permitan afianzar el posicionamiento del grupo en España. “Davigel es el aliado perfecto para complementar nuestros productos y servicios. Trabajaremos para generar grandes sinergias entre compañías, consolidando así nuestro papel activo y el de Metro en el mercado español, añadía Gries.

Desde la compañía se incide en que "esta incorporación encaja a la perfección con la cartera estratégica de Metro en España, y sitúa a Makro como líder en distribución a hostelería en nuestro país". Makro cuenta con gran capilaridad regional, al operar en 15 comunidades autónomas y atender a más de 900.000 clientes totales en el país.

Metro continúa de esta forma su camino hacia la consolidación de los mercados mayoristas y de Food Service en Europa. Esta adquisición se suma a la de Aviludo en Portugal el pasado mes de octubre, posicionándose como la segunda gran transacción del año para el grupo.

Esta operación, que no está sujeta a aprobación regulatoria, fue firmada y cerrada a fecha del 30 de diciembre de 2020. Todas las partes han acordado no revelar los detalles financieros de la transacción.