Juan Fornés Fornés, S.A., distribuidora valenciana de Supermercados Masymas y Fornés by masymas, elimina en todos los establecimientos las bolsas de plástico para la sección de frutas y verduras sustituyéndolas por otras bolsas 100% biocompostables y biodegradables, adelantándose así a la normativa europea que entrará en vigor en 2021.

La nueva bolsa está elaborada con materiales orgánicos y se descompone en un plazo máximo de 12 meses sin poner en peligro el ecosistema, no dejando residuos tóxicos. Asimismo, se pueden reutilizar de forma doméstica tanto para la separación de residuos orgánicos como para el compostaje. Además, aun costando más a la empresa que las convencionales de plástico, seguirán siendo gratuitas para los clientes.

Disponibles en la sección de frutas y verduras, los clientes dispondrán de una doble opción para sus compras a granel: la bolsa biocompostable o la bolsa de malla reutilizable que introdujo el pasado mes de enero.

Enmarcado en su Plan de Sostenibilidad, la cadena con sede en Pedreguer inició su estrategia para reducir el uso de plástico en todas sus tiendas en octubre del año pasado. Entonces eliminó definitivamente las bolsas de plástico de un solo uso para la compra sustituyéndolas por otras opciones más sostenibles como el papel y la rafia, así como por bolsas de material reciclado en un porcentaje de más del 80%.

Posteriormente, en noviembre empezó a sustituir los platos, cubiertos, vasos y pajitas de plástico de un solo uso por otras opciones más sostenibles fabricadas con material compostable, biodegradable y/o reutilizable.