La cadena de supermercados Supersol, con Vygintas Sapokas al frente y con sede en la localidad madrileña de Getafe, ha introducido de manera paulatina, medidas de seguridad destinadas a frenar la expansión del Covid-19. Desde que se decretara el estado de alarma, la compañía ha apostado por seguir aplicando altos estándares de higiene y limpieza y dedicando todos los recursos disponibles para garantizar la seguridad de sus empleados y clientes, implantando nuevas medidas tanto internas como de cara al público.

Con el objetivo de reforzar todas estas medidas de seguridad y salud para clientes, la compañía comenzó a instalar de manera progresiva en todos sus centros mamparas de protección en la sección de cajas de todos los supermercados. Esta medida se sumó a otra serie de medidas y recomendaciones puestas en marcha para evitar la propagación del coronavirus, entre las que destacan el control del aforo en las tiendas, que varía en función de la superficie de las mismas, la recomendación a los clientes de mantener una distancia preventiva de al menos un metro a la hora de realizar sus compras y el uso de guantes desechables durante toda la estancia en los supermercados.

También se ha instalado nueva cartelería en tienda, así como una señalización de apoyo en los suelos para ayudar a mantener la distancia y conseguir que se efectúen compras cada vez más seguras. Dentro de las medidas de seguridad, la cadena ha decidido no aceptar devoluciones de productos.

Además, ya se habían reforzado e intensificado los procesos de desinfección y limpieza diarios de las instalaciones y equipos y se había dotado a todos los empleados de guantes y mascarillas. La compañía mantiene el servicio a domicilio, si bien, apunta que los horarios de entregas podrían verse modificados dada la alta demanda del servicio en estos momentos.

En lo que se refiere a horarios, la compañía mantiene operativas sus tiendas con un horario, salvo excepciones puntuales, de 9.00 a 21.00h para seguir suministrando alimentos y responder a la demanda en un entorno tan complicado con total seguridad y lo más eficientemente posible. No obstante, este horario podrá irse adaptando a las circunstancias particulares de cada tienda.

“En una situación tan excepcional como la que estamos viviendo, es fundamental para nosotros seguir colaborando para hacer frente a esta crisis, seguir garantizando el abastecimiento de nuestras tiendas y la máxima seguridad de clientes y empleados. Gracias a todo nuestro equipo y a la increíble labor que están desempeñando nuestros compañeros de tiendas y almacenes, podremos seguir ofreciendo un buen servicio. Ahora, todos somos Supersol y ahora, más que nunca, debemos reconocer y agradecer el trabajo de estos héroes, de todas estas personas que con esfuerzo y pasión están dando servicio a miles de familias”, ha destacado Vygintas Sapokas, CEO de Supersol.