La compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski y el centro especial de empleo Soltra abren las puertas del primer supermercado de Castilla y León gestionado por personas con discapacidad en la localidad de Puente Villarente, en León.

Durante la inauguración, tras las intervenciones de autoridades y directivos y la visualización del vídeo de presentación del proyecto, los asistentes al acto realizaron una visita guiada por el establecimiento acompaños por las autoridades y el equipo de la tienda.

La inversión destinada a esta nueva apertura ha sido de 350.000 euros

 

Tras una inversión de 350.000 euros, el nuevo supermercado, que opera bajo el régimen de franquicia a través de la enseña Eroski City, cuenta con una sala de ventas de 300 metros cuadrados en la que los clientes podrán encontrar un amplio surtido de referencias de 3.500 productos de marcas líderes, marcas propias y productores locales.

El establecimiento está gestionado por un equipo de ocho personas con capacidades diferentes que recibieron formación específica para los distintos puestos que van a desempeñar como cajeros, reponedores, responsables… durante los meses previos en los supermercados Autoservicios Familia que Vegalsa-Eroski tiene en León.

Esta iniciativa busca abrir nuevas oportunidades para la inclusión laboral de personas con capacidades diversas

 

Una empresa abierta a todos

La gestión de la diversidad es parte integrante de la política de gestión de personas de Vegalsa-Eroski. Para ello lleva a cabo políticas laborales inclusivas, priorizando la incorporación de personas con diversidades funcionales y de colectivos desfavorecidos, ya que como empresa está convencida de que la diversidad de miradas produce la excelencia.

En el apartado de Responsabilidad Social cabe destacar que durante el año 2018 la compañía colaboró con un total de 38 entidades con colectivos en riesgo de exclusión, reflejo de la importancia que la compañía da a ayudar a colectivos vulnerables en materia de formación y de inclusión laboral. La compañía firmó 100 convenios de colaboración; formó a 135 alumnos en prácticas y sumó 44 nuevas incorporaciones a la plantilla de Vegalsa-Eroski.