Amazon, con el objetivo de poder gestionar la creciente demanda de sus clientes en Europa, planea abrir un nuevo centro logístico en Barcelona en otoño de 2017. Esta infraestructura logística permitirá a Amazon seguir cumpliendo con su compromiso de ofrecer un envío rápido y fiable a sus clientes europeos. Con esta inversión, Amazon tiene previsto crear 1.500 puestos de trabajo fijos en un plazo de tres años desde la inauguración del centro.

Amazon contratará a trabajadores de perfiles muy diversos, desde directores de operaciones, ingenieros, personal de recursos humanos e informáticos hasta profesionales que se encargarán de preparar los pedidos para los clientes en el centro logístico de El Prat de Llobregat, próximo al aeropuerto de Barcelona. La nueva infraestructura de la compañía tendrá una superficie de más de 60.000 m2.

"En los últimos tres años hemos creado más de 500 empleos fijos en nuestro centro logístico de Madrid y hoy tenemos el placer de anunciar que, en los próximos años, se incorporarán a nuestro fantástico equipo hasta 1.500 nuevos trabajadores en el nuevo centro logístico de Barcelona", explica Fred Pattje, director general de Operaciones de Amazon Spain Fulfillment.

"Queremos agradecer a las autoridades, tanto de Cataluña como de El Prat, su apoyo y profesionalidad. Estoy convencido de que esta inversión beneficiará tanto a nuestros clientes como a la economía local generando nuevos puestos de trabajo y ofreciendo a las pymes y pequeños comercios locales la posibilidad de acceder fácilmente a millones de clientes de toda Europa a través de una de las redes logísticas más modernas del mundo."

Red Logística Europea

El centro logístico de Barcelona formará parte de la red logística europea de Amazon, integrada por más de 29 centros en siete países distintos. Y, junto al centro logístico en San Fernando de Henares (Madrid), ayudará a Amazon a satisfacer la demanda actual y futura de sus clientes, no sólo en España, donde cada vez más familias utilizan Amazon.es para realizar sus compras online, sino en toda Europa. Ambos centros garantizarán que los clientes de Amazon disfruten del mismo servicio, rápido y fiable, al que están acostumbrados en cualquier parte del mundo y, especialmente, durante las Navidades, la época de más ventas del año.

Está previsto que el nuevo centro logístico entre en funcionamiento en otoño de 2017 con una plantilla inicial de alrededor de 500 empleados. La retribución de los trabajadores de Amazon se sitúa entre las más altas del sector logístico y se complementa con beneficios adicionales como un plan de pensiones de empresa y un seguro médico privado, entre otras ventajas.

Asimismo, los trabajadores también pueden beneficiarse de la iniciativa "Career Choice", un innovador programa de formación a través del cual Amazon financia el 95% de la matrícula y el resto de tasas para que los empleados puedan llevar a cabo cursos formativos en áreas de alta demanda.