La Botica de los Perfumes acaba de inaugurar un establecimiento en Alzira. Se trata del primero que la cadena abre en la Comunidad Valenciana. El levante peninsular era una de las escasas zonas, a las que aún no había llegado esta enseña. Éste era precisamente uno de los objetivos prioritarios de la franquicia para el recién estrenado año y “gracias a Gema y Pedro, nuestros dos nuevos “boticarios”, los habitantes de esta coqueta ciudad levantina, no se van a ver privados de seguir disfrutando de su perfume preferido porque su precio les parece muy elevado”, comenta Juan Antonio Almoril, director de expansión de la marca. Los franquiciados, Gemma Iborra y Pedro Sansaloni, han ubicado su establecimiento en la Plaza Mayor de la ciudad valenciana, centro neurálgico del comercio y el turismo, con una población que supera los 45.000 habitantes. “Entrar a formar parte de esta red supone unirse a un negocio rentable y con futuro, de baja inversión y alto margen comercial, atractivo para todas aquellas personas emprendedoras que quieran crear su propio empleo. La inversión que hay que realizar es reducida, pues no hay que abonar ni canon de franquicia, ni royalties, por lo que el margen comercial es amplio”, explica uno de los franquiciados. La compañía, que actualmente cuenta con 33 locales operativos, quiere por un lado consolidar las comunidades autónomas donde ya cuenta con un local y crecer en aquellas en las que todavía no está como en la Valenciana y Cataluña. Sus planes pasan por abrir 30 unidades en 2013 y acabar 2014 con unos 100 locales funcionando. También contemplan comenzar con la expansión internacional en 2013, situando en la vecina Portugal alguna unidad propia y franquiciada para testar su funcionamiento. Además, en una segunda fase tienen previsto comenzar a estar presente en países del mercado Hispanoamericano como Méjico o Brasil.