La creación de empleo, la tendencia positiva del consumo de los hogares y el tirón del turismo hacen prever a la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) un buen ejercicio para la actividad comercial. De mantenerse el escenario observado en la primera mitad de 2017, las ventas del sector de la distribución comercial podrían cerrar el año con un crecimiento de entre un 2,5% y un 3%, consolidando así la recuperación observada desde 2015, según prevén desde la Asociación.

Desde Anged apuntan que el empleo sigue siendo el factor fundamental para el dinamismo de la actividad en el comercio. En el primer semestre de este año, la economía ha sumado 600.000 afiliados más a la Seguridad Social. "Esta mejora del mercado laboral está contribuyendo a recuperar parte de la renta de los hogares perdida durante la crisis y, por tanto, su capacidad de compra", explican. Asimismo, destacan también el aumento de la confianza de los consumidores -que se sitúa 5 puntos por encima del nivel de hace un año- y el turismo, el cual está siendo determinante para la facturación de las tiendas, con un avance del gasto de los turistas extranjeros del 14% respecto al año anterior.

Esta mejora de la coyuntura viene marcada además por un fuerte proceso de transformación digital del comercio, que los grandes formatos están liderando. Así lo aseguran desde Anged, cuyas empresas han aportado 4 de cada 10 euros de la inversión total del retail en España desde 2008.

"Gracias a este esfuerzo inversor nuestras empresas están fusionando la compra física y digital en un entorno omnicanal, que permite a cada consumidor escoger el formato, canal y servicio que mejor encaja en su experiencia de compra", apuntan. Además, las firmas de Anged trabajan "para seguir ofreciendo el surtido más amplio, incorporar el mayor número de innovaciones de la industria y responer a las últimas tendencias de consumo, gracias a una cadena de valor organizada de la que forman parte miles de proveedores nacionales".

El reciente convenio colectivo firmado por Anged y los cuatro grandes sindicatos del sector es otro pilar fundamental para construir conjuntamente la tienda del futuro. En él se recogen, por primera vez, un gran acuerdo para poder abrir los establecimientos en domingos y festivos y garantizar el descanso de todos los empleados. Además, incorpora un sistema de flexibilidad salarial ligado al crecimiento de las ventas, medidas de conciliación laboral y familiar, revisión de la jornada anual o mejoras de los contratos a tiempo parcial, entre otros.