Las elecciones generales, el calendario laboral y el clima se unieron el pasado mes de diciembre en una fórmula nada favorable para los centros comerciales. Así se apunta desde el Indice Experian FootFall que muestra una caída de las visitas del 0,6% con respecto al mismo mes del año pasado. Por supuesto, la campaña de Navidad sí sirvió para mejorar las cifras de noviembre, con un crecimiento del 20,8%.

Campaña electoral

La semana anterior a Navidad ya dio signos de moderación, "empapados por la intensa campaña electoral que nos tuvo a muchos atados a la televisión y medios digitales más que nunca", señala FootFall. Esta dinámica desembocó en el 20D, día de elecciones en el que hubo un descenso de 13,9% en las afluencias respecto al domingo equivalente del año anterior.

Calendario nada favorecedor

En la propia semana navideña se registró un descenso del 4% en el tráfico en comparación con 2014. ¿Las razones? "Este año el día de Navidad ha caído en viernes, frente al jueves en el año pasado. Esto tiene varias consecuencias: el viernes es de por sí un día de elevada actividad comercial y afluencia en el que este año, siendo festivo, contamos con una actividad residual. De la misma manera, el fin de semana a nivel comercial se acorta respecto al que tuvimos en el 2014, en el que hubo un viernes, sábado y domingo comercialmente potentes. Por último, resulta razonable que debido al calendario, el año pasado hubo más propensión de la gente a coger vacaciones en la semana de Navidad, mientras que este año ha sido laboralmente más activa", apuntan desde FootFall.

Clima poco invernal

A todo lo anterior se sumó una buen clima clima generalizado en la península en las últimas semanas, tan poco invernal y tan poco habitual, que permitió aumentar el ocio en espacios abiertos y no ayudó a atraer público a los centros comerciales.