El confinamiento ha mejorado la percepción que tienen los españoles sobre los bares y restaurantes. Así lo indican los datos referidos al consumo fuera del hogar del barómetro sobre el consumidor durante el confinamiento de Aecoc Shopperview. Según el informe, el 23% de los consumidores ha mejorado su valoración sobre el sector de la restauración, mientras que siete de cada diez mantienen la percepción que ya tenían.

“El 28% de los españoles quiere volver a los bares, restaurantes y cafeterías durante la desescalada, por lo que hay una clara voluntad de retomar nuestra vida anterior, pero los consumidores también nos advierten que quieren hacerlo con cautela y respetando las medidas que garanticen su seguridad”, explica la responsable del área de estrategia comercial y marketing de Aecoc, Rosario Pedrosa.

Además, el control del gasto será un elemento decisivo en la progresiva vuelta a la normalidad de bares y restaurantes. Casi la mitad de los encuestados prevé que su situación económica empeorará con esta crisis, y el 42,9% advierte que gastará menos en su consumo fuera del hogar, por un 38,7% que mantendrá su inversión en locales de restauración y un 18,4% que afirma que incrementará su gasto.

Casi la mitad de los encuestados prevé que su situación económica empeorará con esta crisis, y el 42,9% advierte que gastará menos en su consumo fuera del hogar

Por otro lado, el impacto de la crisis en el consumo fuera del hogar también tiene su impacto en el delivery, que, hasta el inicio de la Fase 1 de la desescalada, fue la única opción de negocio para la restauración. Según la encuesta, el 9,1% de la población ha pedido comida a domicilio en las últimas semanas a través de aplicaciones como Glovo, Just Eat o Deliveroo, y el 8,1% ha optado por pedir comida a los locales para recogerla en los establecimientos y comerla en casa.

De hecho, hasta el 8,6% reconoce que ahora pide comida a domicilio de forma habitual, y no solo para ocasiones especiales, tal y como pasaba antes del confinamiento. Sin embargo, la incertidumbre económica también tiene un impacto en la inversión que destinan los españoles a los pedidos de comida, ya que el 45,8% de los consumidores también planea reducir su gasto en los servicios de delivery.

El estudio también apunta al contactless como una de las tendencias que marcará el futuro de la hostelería en su ‘nueva normalidad’. Los datos de Aecoc Shopperview muestran cómo el 83% de los españoles considera que deben mantenerse al máximo las medidas de seguridad e higiene para combatir el coronavirus una vez pasado el confinamiento y el papel que, en ello, puede jugar la tecnología.

De esta forma, el 44,2% de los encuestados reclama la opción de poder pagar a través de su Smartphone y uno de cada cuatro consumidores valoraría hacer sus pedidos a través del móvil para garantizar las distancias de seguridad.