Cervezas Ambar pone en el mercado Ambar IPA: la IPA de fábrica. IPA es un estilo cervecero que se caracteriza por su alta graduación alcohólica e intensidad aromática debido a la gran cantidad de lúpulo con el que se elabora; y al que la marca de Zaragoza se mantiene fiel en su nueva propuesta con la que se declara dispuesta a "iniciar a cerveceros curiosos en un nuevo abanico de sabores y matices", según ha explicado Antonio Fumanal, maestro cervecero de Ambar durante su presentación oficial en Madrid.

Ambar IPA es una cerveza de amargor tolerable (45 IBUS), 5,7 grados de alcohol, y gran complejidad de sabores y aromas. Destila notas florales, cítricas y a frutas tropicales, gracias a su cuidado blend de lúpulos. Para hacerla realidad se han utilizado cuatro lúpulos distintos: Cascade, Hallertau Mittelfrüh, Nugget y Columbus. Ambar IPA está disponible tanto en botella de 33 cl como en lata de 44 cl a un PVPR de 1.35 euros en el caso de la botella y de 1.45 euros en el formato lata. Próximamente está previsto comercializarla también en barril.

Esta variedad, que se remonta a 1790, vive su mejor momento gracias al movimiento craft americano

Enrique Torguet, director de Marketing de Cervezas Ambar ha incidido en que las IPA "son cervezas muy peculiares, de un amargor intenso. No le gustan a todo el mundo, pero con Ambar IPA hemos querido iniciar en el consumo de esta especialidad con total sinceridad: puede que te guste, puede que no. Es lo que tiene la IPA…".

La historia de las IPA (Indian Pale Ale) se remonta al siglo XVIII, cuando la cerveza no sobrevivía la larga travesía entre Reino Unido y la India. Fue entonces cuando los británicos decidieron añadir a su cerveza una cantidad extra de lúpulo, a modo de conservante. Una decisión que, además de solucionar el problema, dio origen a una nueva cerveza muy particular. Las IPA se caracterizan por tener una alta graduación alcohólica (entre 5º y 7º), además de ser cervezas de amargor y aroma intensos

Fundada en 1900, Cervezas Ambar es una cervecera independiente española que mantiene el espíritu de empresa familiar. Con 20 variedades de cerveza es la fábrica con mayor número de especialidades. Sigue elaborando la cerveza en el recinto fabril en el que comenzó a hacerla a principios del siglo pasado, ubicado dentro de la ciudad de Zaragoza. Mantiene los procesos artesanales del siglo XX, como una maltería propia o la única sala de fermentación de tinos abiertos que existe en la actualidad en España.