Bajo el lema "Soy Marlene", Marlene, marca de las manzanas producidas en el Alto Adige - Südtirol por los socios del Consorcio VOG, se presenta al mercado internacional con una nueva imagen "más moderna e incisiva", tal y como apuntan sus responsables.

La marca se introdujo para comunicar la riqueza varietal, la proveniencia y la calidad de las manzanas cultivadas por los socios del Consorcio VOG en el Alto Adige - Südtirol. La elección recayó en el nombre femenino Marlene. Las campañas que se han ido sucediendo en estos 22 años se han centrado en el origen, la producción, la frescura y la variedad de la oferta. Hace ocho años, además, se introdujo el Árbol de Marlene, personaje que remarcaba el carácter genuino y la proximidad del producto.

Actualmente Marlene es una marca internacional. A partir de la entrada en el mercado español en 2007, el horizonte se ha ido ensanchando y sigue ampliándose en los países del Mediterráneo, del norte de Europa, de Oriente Medio y en otras zonas del mundo, donde los códigos comunicativos y el conocimiento del origen territorial del Alto Adige - Südtirol se perciben de manera distinta.

De ahí la necesidad de crear una nueva imagen internacional, cuyo desarrollo se ha confiado a la agencia Demner, Merlicek & Bergmann de Viena. El nombre Marlene se ha hecho aún más protagonista, para conferirle personalidad y carácter al producto. En torno a éste se ha construido un relato que expresa las características principales de la manzana, ligadas a las raíces, la identidad y el territorio. Marlene se convierte así en la "Hija de los Alpes", cuyo padre es el monte y cuya madre es la luz del sol. Se presentará en los mercados con un nuevo logotipo que reproduce la escritura a mano y exhibe la frase "Soy Marlene", expresada en los diversos idiomas ("Ich bin Marlene", "Sono Marlene", "I am Marlene").

"Con la nueva imagen estamos preparados para afrontar los retos del mercado global de manera aún más incisiva y eficaz", explica Gerhard Dichgans, director del Consorcio VOG, añadiendo que "Marlene consolida su condición de marca próxima al consumidor, a los clientes, a los socios comerciales y a los cinco mil productores que con su trabajo contribuyen a su éxito. Hoy todo el mundo podrá decir con mayor fuerza todavía 'Soy Marlene'".

En las próximas semanas, la nueva imagen comenzará a reemplazar a la anterior tanto en el envasado como en los productos. A finales de octubre arrancará una campaña de comunicación, con publicidad en la prensa y con un anuncio en televisión, que transmitirá los nuevos valores de la marca y dará voz a la nueva Marlene.