Aral Digital.- Las compras de productos de Gran Consumo realizadas a través de Internet, teniendo en cuenta que uno de cada 10 hogares españoles adquiere productos por este canal, alcanzaron en el primer trimestre de 2007 al 10% de estos en nuestro país, según TNS Worldpanel. El ticket medio de las compras realizadas a través de Internet ascendió a 46 euros, casi el doble que el promedio del total de establecimientos, de 26 euros por cesta.

Se realiza pues una mayor carga de producto, destacando en esta tipología de compras la presencia en la cesta de aceite, refrescos, leche, conservas, aguas, productos de limpieza y celulosas (papel higiénico, rollos de cocina y servilletas), categorías de abastecimiento habitual en el hogar y en muchos casos de importante volumen o peso, que evitamos así tener que transportar.

Las cestas de la compra realizadas en este canal se caracterizan por tener una mayor presencia de las Marcas Principales. Mientras que para el total de las categorías que configuran el carro de la compra familiar las Marcas Principales concentran el 40,6% del presupuesto, en este canal ascienden hasta el 49,1% de participación en valor.

Los targets más afines a la compra de productos de Gran Consumo por Internet son los hogares más jóvenes y de clases altas. Se encuentran geográficamente centrados especialmente en Cataluña, Madrid y Andalucía, áreas donde la oferta de distribuidores que ofrecen este servicio es más amplia. Según otros análisis de TNS Worldpanel, el 56% de las amas de casa españolas declara que nunca tiene tiempo, y el que le queda no desea dedicarlo a la compra; el 52% intenta pasar el menor tiempo comprando.

El consumidor actual busca practicidad y soluciones que le hagan la vida más fácil, e Internet permite comprar cómodamente desde casa y sin restricciones horarias.

Según Yolanda Barba, Marketing Project Leader de TNS Worldpanel, ”Internet se afianza como una alternativa a los canales de compra convencionales, aunque su peso en el mercado es aún residual. Los retos para consolidar su presencia en el mercado son seguir incorporando compradores y conseguir mayor fidelidad. En el Reino Unido Internet atrae ya al 22% de los consumidores, el doble que en España. En Alemania, por contra, el nivel de penetración es muy similar al español.

Aldi y Lidl, los discounters líderes de la distribución en ese país, no ofrecen este servicio, limitando con ello el desarrollo en Alemania de las compras de Gran Consumo a través de Internet".