AMDPress.- El grupo de artículos de lujo Gucci terminó su último ejercicio fiscal de 2003, cerrado el pasado 31 de enero, con una caída del beneficio neto del 27%, a pesar de que la compañía experimentó una pequeña mejora en sus resultados durante los últimos tres meses de dicho ejercicio, según informó el grupo.

El beneficio neto de Gucci, el tercer mayor grupo del mundo en el negocio de artículos de lujo, fue de 226,8 millones de euros en todo el ejercicio, afectado por la caída de la demanda del sector, en un momento de crisis económica y enfriamiento del gasto.

Las ventas de la empresa cayeron ligeramente, hasta 2.554 millones de euros. En cambio, durante los últimos tres meses de su ejercicio, el grupo holandés consiguió enderezar el resultado, con un incremento del beneficio neto del 1,7%, hasta 95,4 millones de euros, lo que supuso el primer aumento de la compañía en los últimos seis trimestres.

En este tramo de 2002, la compañía ha compensado las negativas condiciones que afectan al sector con un recorte de costes y con un repunte de la demanda de los zapatos y los bolsos de su emblemática marca Yves Saint Laurent, según explicó el consejero delegado de la compañía, Domenico De Sole.

Como consecuencia de este repunte, las ventas de Gucci en el último trimestre del ejercicio 2003 aumentaron un 1,6%. Asimismo, el grupo ha comenzado a rentabilizar su estrategia de no acumulación de inventario y su política de descuentos en algunos productos, impulsada tras el rejuvenecimiento de la marca Yves Saint Laurent.