AMDPress.- Teniendo en cuenta que un 82% de las mujeres españolas se depila, las ventas ventas estimadas de productos han alcanzado 41,6 millones de euros en 2003. Esta cifra resulta tras protagonizar un aumento del 9,2% respecto al año precedente, en el que la facturación alcanzó 37,8 millones de euros. Son conclusiones que se desprenden del Beauty Panel de la consultora Taylor Nelson, y que constatan que el 14,8% de las mujeres que se depilan lo hacen con maquinillas de afeitar y hojas, cifra que se eleva al 27,7% en el caso de las que emplean otros métodos para realizar esta acción.

Para este colectivo, la depilación con maquinilla es más rápida y cómoda, ya que se puede usar en cualquier momento, aunque también posee un riesgo de cortes e irritaciones. Sin embargo, dicen de los depilatorios eléctricos que son más cómodos aunque más dolorosos. De la cera valoran su eficacia y duración, al tiempo que resaltan un aspecto negativo: el enquistamiento del vello. Finalmente, afirman que las cremas depilatorias proporcionan resultados inmediatos, aunque desprenden olores desagradables y un conllevan un proceso largo.

Por todo ello, se puede argüir que el mercado de la depilación es uno de los más dinámicos de higiene y belleza.