AMDPress.- Durante la campaña de verano 2003, el mercado de depilatorios incrementó su facturación un 10% hasta alcanzar 20,2 millones de euros. Estos datos, extraídos del BeautyPANEL de la consultora Taylor Nelson Sofres (TNS), revelan que un 84% de la facturación corresponde a los métodos de depilación tradicionales, mientras que sólo un 16% corresponde a los métodos de corte. En España, más de tres millones de mujeres utilizan algún método de depilación.

Así, del 19% de las compradoras -mujeres trabajadoras de 20 a 45 años y de clase media o media-baja-, el 16% adquirió métodos tradicionales con una media de dos unidades y media al mes, y a un precio medio superior a tres euros la unidad. Por contra, y según apunta la misma fuente, sólo un 3,2% de las consumidoras adquirió productos de corte (maquinillas, hojas de afeitar y maquinillas recambios), con una media de cinco unidades y media mensuales compradas y un precio medio superior a un euro la unidad.

Respecto a las dos marcas líderes en este mercado de depilación tradicional, el estudio pone de manifiesto que acaparan el 71% del total en valor, al tiempo que en la depilación por corte la marca principal concentra el 76,4%. Además, las marcas de distribución han experimentado un desarrollo espectacular, copando actualmente un 6,6% de la participación total.

Los supermercados y autoservicios se alzan como los principales canales de distribución de estos productos, al representar una cuota de mercado del 39,3% en valor. A la zaga se sitúan las droguerías y perfumerías, con una cuota superior al 28%, y los grandes almacenes, que representan una ínfima cifra (2,1%).