AMDPress.- Las ventas de Unilever decrecieron un 3% durante los nueve primeros meses del año, hasta 31.264 millones de euros. Por su parte, el beneficio operativo se situó un 2% por debajo del año anterior, con una cifra total de 4.916 millones de euros.

En Europa, estos resultados han sido consecuencia de unas condiciones de mercado difíciles en algunos de sus principales países. Una escasa fidelización en materia de consumidores, el continuo crecimiento de los formatos de distribución discount y la respuesta de los distribuidores tradicionales ha hecho crecer la necesidad por parte de las marcas de ofrecer productos de valor. Algo que se ha reflejado especialmente en la presión en precios y una caída media de sus negocios de cuidado personal y del hogar. En este sentido, el funcionamiento del cuidado capilar y facial se vio perjudicado por el decrecimiento de otros negocios, particularmente en cuidado de la ropa y limpieza.

Este dato coincide con los resultados de estas divisiones a nivel global. Así, la de cuidado del hogar mostró un descenso del 3% en su facturación, y del 8% en beneficio operativo. Sin embargo, el negocio de cuidado personal se mantuvo estable en facturación, hasta totalizar 8.245 millones, y obtuvo un crecimiento del 7% en beneficio operativo.