AMDPress.- El Salón Internacional de la Logística y la Manutención (SIL) ha cerrado las puertas de su octava edición, celebrada del 23 al 26 de mayo, tras haber recibido a más de 45.000 profesionales. “Barcelona se ha convertido en capital europea de la logística, lo que confirma la trascendencia de esta cita para el sector logístico internacional”, según ha asegurado el presidente del certamen, Enrique Lacalle.

El salón, que en esta ocasión ha ocupado 70.000 metros cuadrados de superficie, ha confirmado su segunda plaza entre los certámenes logísticos europeos y ha generado una cifra de negocio estimada de 2.000 millones de euros. Los datos de la organización reflejan la participación de 900 empresas expositoras, el 60% nacionales y el 40% internacionales, con 66 países representados. Por otra parte, las jornadas celebradas en el marco del salón han contado con 2.500 personas y las empresas privadas han celebrado un centenar de actos paralelos.

Lacalle ha declarado que las cifras de SIL 2006 “confirman el acierto de haber creado hace ocho años un salón internacional para el sector logístico, uno de los principales motores de la economía que tiene en España un enorme crecimiento”. Lacalle ha manifestado su optimismo por los buenos resultados de esta edición: “Hoy podemos afirmar que hemos cumplido los objetivos marcados: en ocho ediciones, el SIL ha multiplicado por ocho la superficie de exposición, contamos con 900 expositores y 1.000 empresas participantes de 66 países”. La próxima cita será del 5 al 8 de junio de 2007.