Aral Digital.- Henkel Ibérica ha sido seleccionada como una de las 21 compañías españolas más excelentes en crear valor e identificar oportunidades de negocio, destacando además por su actividad en el área de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE), lo que genera mayor confianza hacia el futuro.

Este análisis del panorama empresarial español ha sido realizado por CRF, en la nueva edición de la obra “Las Empresas con más Futuro. Excelencia en Creación de Valor”, un proyecto iniciado conjuntamente con un equipo formado por las máximas autoridades en materia de management, empresa y economía, entre las que se encuentran profesores de ESADE, IESE y el Instituto de Empresa.

La filial hispano-portuguesa de Henkel ha superado satisfactoriamente el cuestionario de evaluación de 80 preguntas, elaborado por Deloitte y supervisado por un panel de expertos de la talla de Pedro Nueno (profesor de IESE), Pascual Montañés (profesor del Instituto de Empresa), Ivana Casaburi (profesora de ESADE), Manuel Romera (director técnico del Sector Financiero y profesor de Finanzas del Instituto de Empresa), Carlos Obeso (director del Instituto de Estudios Laborales de ESADE) y Aldo Olcese (presidente de las sección de Ciencias Empresariales y Financieras de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras).

Henkel Ibérica no sólo ha sido seleccionada como una de las empresas con más futuro del panorama actual, sino que además ha obtenido la máxima puntuación, destacando sobre el resto de compañías, en el criterio Responsabilidad Social de la Empresa (RSE).

Este apartado se ha añadido en la edición de 2008 a los cinco criterios de evaluación contemplados en el volumen anterior, Innovación, Estrategia, Mercado, Dirección Financiera y Dirección de Personas, a los que se suma ahora el de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE), entendida como una herramienta de gestión transversal, de gran incidencia en la percepción de los grupos de interés y que permite generar un retorno significativo.

Henkel Ibérica ha destacado, sobre todo, en RSE por encima del resto de empresas, obteniendo la mayor puntuación y siendo por ello reconocida con un sello especial de CRF. Superadas las dimensiones que tradicionalmente se vinculaban a la RSE (medio ambiente, relaciones laborales y acción social), cada día más “la RSE se afirma como una potente herramienta de gestión empresarial que comporta una nueva economía de empresa”, comenta Aldo Olcese, presidente de la sección de Ciencias Empresariales y Financieras de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras, y encargado de evaluar el criterio de RSE.

Un ejemplo práctico lo desarrolla Henkel Ibérica, cuyo proyecto internacional de apoyo económico a actividades sociales de ayuda a la infancia, Henkel Smile, promovido voluntariamente por los propios empleados, ha recibido numerosos reconocimientos. Henkel Smile aporta ayuda económica a asociaciones u ONGs en las que estén implicados sus empleados.

La organización también ha creado una coral, cuyas actuaciones están encaminadas a proyectos sociales con colectivos infantiles, como los niños del barrio del Raval de Barcelona o los niños enfermos del Hospital de San Juan de Dios. Henkel Ibérica cree que el equilibrio entre el retorno económico y el social va inevitablemente ligado a la apuesta por la sostenibilidad medioambiental, y así la carrera ascendente está asegurada.