ARAL Digital.- Henkel da a conocer su nueva Estrategia de Sostenibilidad para 2030. El objetivo es triplicar la eficiencia en todos los procesos de la compañía bajo el concepto “Factor 3”. Esta nueva estrategia mundial se presenta como un gran avance dentro del compromiso de la compañía con el medio ambiente, ya que ya cuenta con un largo recorrido en materia de sostenibilidad. Así, Henkel plantea para 2030 utilizar solamente un tercio de los recursos que emplea actualmente por cada euro que genera, y lograr que todos los productos y procesos sean el triple de eficientes de lo que son hoy en día. Para reducir el impacto medioambiental y hacer posible el consumo sostenible, la compañía ha definido tres áreas de actuación: productos, partners y personas. Desarrollando y produciendo productos innovadores, Henkel pretende fomentar el desarrollo sostenible entre sus clientes y consumidores, así como sus proveedores y clientes industriales, implicando toda la cadena de valor. A la vez la compañía ayuda a sus clientes a reducir su huella medioambiental. Más de 47.000 trabajadores de Henkel de todo el mundo colaboran en la implementación de esta estrategia.

La nueva estrategia de sostenibilidad nace gracias a que Henkel ya cumplió y mejoró los objetivos de actuación sostenible fijados para 2012 con dos años de antelación, consiguiendo reducir el consumo de energía en un 21%, el de agua en un 26%, el de residuos generados en 24% y en accidentes laborales un 29%. Y alrededor del 70% del volumen de su producción vino de fábricas certificadas con ISO 14001, norma internacionalmente reconocida para los sistemas de gestión medioambiental. Henkel ha decidido apostar muy fuertemente por la sostenibilidad y presenta esta nueva Estrategia de Sostenibilidad para los próximos 20 años. Dicha estrategia, con horizonte al año 2030, se basa en el “Factor 3”, cuyo objetivo consiste en triplicar el valor de lo que se crea dejando la huella de carbono al mismo nivel; o reducir la huella medioambiental a un tercio ofreciendo el valor actual. “Con esta nueva estrategia trabajamos para conseguir más con menos –explica Luis Carlos Lacorte, presidente de Henkel Ibérica–. Como compañía, no sólo tenemos una deuda con las generaciones futuras para lograr un desarrollo sostenible, sino que la sostenibilidad tiene también sentido económico para nosotros y es un factor competitivo importante. Reduce el coste de las unidades, orienta la innovación, y refuerza nuestra posición en los mercados futuros”.

La estrategia de sostenibilidad tiene una visión clara a 20 años vista pero para poder ir analizando su evolución se han fijado unos objetivos concretos a 5 años, como hasta 2015, conseguir una reducción del 15% en consumo de agua, energía y recursos por unidad de producción, generando menos residuos y gases de efecto invernadero; aumentar el rendimiento, alcanzando un 10% de crecimiento en las ventas netas externas por unidad de producción; y elevar en un 20% la seguridad en el puesto de trabajo por millón de horas trabajadas.