AMDPress.- Kimberly-Clark Iberia, filial española del fabricante mundial de productos de papel celulosa para el hogar, higiene y cuidado personal Kimberly-Clark Corporation, alcanzó un volumen de ventas de 300 millones de euros en 2002, lo que representa un crecimiento superior al 10% frente a los 272,5 millones obtenidos en 2001.

La filial, que centraliza el negocio de la compañía en España y Portugal, ha experimentado un importante crecimiento en todas las categorías en las que opera, si bien destaca el registrado en el mercado de Child Care (cuidado infantil), con incrementos en ventas superiores al 120% dentro de los nichos de mercado correspondientes a sus productos Pull-Ups, DryNites y Little Swimmers, y con una cuota de mercado que la firma fija en un 53% en 2002.

Durante el pasado ejercicio, la compañía invirtió alrededor de 17 millones de euros en la mejora de sus plantas productivas, así como en el desarrollo de tecnología avanzada para la creación de nuevos productos y la actualización de los ya presentes en el mercado. En este sentido, el pasado año fue protagonista del lanzamiento del nuevo papel higiénico Scottex 2002, un producto que “ha conseguido aumentar notablemente su cuota de mercado, hasta situarla en un 22%”.

Kimberly-Clark Iberia, líder en el sector de celulosa, tanto en los mercados de consumo en higiene personal como para industria y colectividades, mantiene entre sus objetivos a medio plazo centrarse en ser uno de los centros de referencia de la compañía a escala europea, así como seguir ampliando su catálogo para completar la gama de productos comercializados en España y Portugal e igualarlo al resto de países europeos.