AMDPress.- Kimberly-Clark, fabricante de productos de papel y celulosa para el hogar, higiene y cuidado personal en gran consumo e industria, ha rediseñado sus Pull-Ups, braguitas de aprendizaje lanzadas en el mercado español para enseñar al niño a ir al baño solo.

Los nuevos Pull-Ups se ciñen más al cuerpo e incorporan de la apertura lateral con un sistema de apertura y cierre fácil que hace posible que la madre pueda abrir y cerrar sin problemas la braguita en caso de un posible “accidente”.

La mejora de Pull-Ups no es sólo funcional. Además, los nuevos diseños de los dibujos Disney mejoran el aspecto de ropa interior y motivan más a los niños a la hora del aprendizaje, ya que deben evitar que los dibujos se mojen y desaparezcan. Los tests previos al lanzamiento, que se produce a la vez en toda Europa, han mostrado una preferencia del 79% de los consumidores por el producto nuevo frente al antiguo.

Pull-Ups se comercializa en dos versiones (con Mickey o con Minnie) y en dos tallas, de 9 a 15 kilos (42 braguitas por paquete) y de 14 a 18 kilos (32 braguitas).