AMDPress.- La compañía estadounidense de productos farmacéuticos, médicos y de cuidado e higiene personal Johnson & Johnson presentó ayer sus resultados para el segundo trimestre del año, en los que refleja una facturación de 11.480 millones de dólares, con un incremento del 11,1% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el beneficio neto alcanzó los 2.460 millones de dólares, con un crecimiento del 16,5% respecto al segundo trimestre de 2003.

La división de consumo, que cuenta con marcas como Johnson's (champúes, cremas hidratantes, etc.), Neotrogena o Clean & Clean, reportó al grupo durante este segundo trimestre un 17,4% de la facturación, concretamente 2.000 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 10,0%. Dentro del consumo, las ventas de la división internacional se incrementaron en un 14,1%, alcanzando los 888 millones de dólares y beneficiándose del efecto de apreciación del euro frente al dólar.

La división de consumo representa la tercera línea de negocio de Johnson&Johnson, por detrás de la división de farmacia y de la de instrumentos médicos-diagnóstico, que aportaron al grupo el 47,3 y el 35,3% de su facturación respectivamente.