AMDPress.- La entrada del euro el próximo 1 de enero obligará a todas las empresas a renovar sus equipos informáticos y programas de gestión, por lo que tendrán que hacer frente a cuantiosos gastos, especialmente las pymes. Los gobiernos de las comunidades autónomas han dado el primer paso y crearán planes de ayuda para que las pequeñas y medianas empresas, sobre todo las del sector comercial, puedan hacer frente a estos gastos derivados de la adaptación de los ordenadores a la nueva moneda.