El BSCH realizará una prueba piloto junto a Europay Internacional, empresa europea especializada en medios de pago, para verificar el funcionamiento de las tarjetas chip con estándar EMV en entornos reales.