Aral Digital.- El grupo español Puig ha adquirido la mayoría de las acciones de la casa de moda francesa Jean Paul Gaultier tras haber alcanzado un acuerdo con la firma de lujo Hermès para adquirir por 30 millones de euros su 45% en la firma de moda.

En concreto, el convenio contempla el desembolso por parte de Puig de 16 millones de euros, así como la asunción de otros 14 millones adicionales en deuda de la compañía. Jean Paul Gaultier seguirá ocupando la dirección e imagen de la empresa que lleva su nombre y se convertirá en accionista minoritario de referencia. En virtud de la operación, Manuel Puig, vicepresidente de Puig y presidente de Nina Ricci, será el nuevo presidente de la casa de moda de alta costura.

“Nos sentimos muy orgullosos de tomar el relevo de Hermès para seguir con el desarrollo de la casa de moda Jean Paul Gaultier, marca con una gran creatividad; nuestra entrada en el capital refuerza nuestra voluntad estratégica, junto a las marcas Carolina Herrera, Nina Ricci y Paco Rabanne, de potenciar la moda del grupo”, ha asegurado Marc Puig, presidente ejecutivo de Puig.

Para el director general de Hermès, Patrick Thomas, el acuerdo alcanzado con la compañía española es positivo y ha destacado que “la alianza entre Jean Paul Gaultier y la familia Puig traerá éxitos renovados”.

La empresa familiar Puig, con sede en Barcelona, fabrica perfumes para casas de moda como Prada y Comme des Garçons, y es propietaria de los cosméticos Payot. La firma de moda y perfumería catalana, que también posee marcas como Carolina Herrera y Nina Ricci, cerró 2010 con un beneficio neto atribuido de 130 millones de euros, un 57% más, y obtuvo unas ventas que superaron los 1.200 millones, un 22% más.