Las ventas de Puig han alcanzado, durante el ejercicio 2012, los 1.488 millones de euros. El 83% del negocio se ha generado en mercados internacionales, porcentaje que hace 5 años era del 64%. El beneficio operativo (EBIT) ha pasado de los 216 millones de euros en 2011 a los 254 millones de euros en 2012, representando un 17% de los ingresos netos. El beneficio neto atribuido ha sido de 173 millones de euros, un 12% por encima del año anterior.

En 2012, Puig ha aumentado su cuota de mercado hasta llegar al 8,1%, situándose en sexto lugar dentro del ranking de la perfumería selectiva mundial. El crecimiento de la perfumería alcohólica en 2012 ha venido respaldado por los lanzamientos de CH Men Sport de Carolina Herrera y por el continuado éxito de 1 Million de Paco Rabanne, uno de los productos de perfumería masculina más vendidos en el mundo, al que hay que añadir otros lanzamientos recientes de la marca como Black XS L’Excès y Lady Million EdT. También han sido muy positivos los lanzamientos de las fragancias Prada Luna Rossa de Prada y Valentina Assoluto de Valentino.

Por otro lado, hay que destacar la excelente evolución de Antonio Banderas (Her Secret) y Shakira (Elixir), que permiten a Puig mantener una posición relevante en la categoría de fragancias masstige en el mercado español e internacional. Por su parte, la división de Moda creció un 23% en 2012, gracias a la buena evolución de cada una de sus marcas (Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne y Jean Paul Gaultier).

La apuesta que Puig hizo hace ya algunos años por los mercados emergentes ha hecho que en 2012 el 45% de las ventas se generen ya fuera de Europa y EEUU, uno de los porcentajes más elevados de las compañías del sector. Ejemplos de éxito son la filial rusa, creada en 2011, que creció un 69% en 2012, y la filial de Brasil, creada en 2010, que aumentó sus ventas un 45% en 2012. Puig contaba a finales de 2012 con más de 4.000 empleados, de los que más de 1.600 trabajaban en España. Más de dos tercios de todas las unidades vendidas en el mundo se fabrican en los tres centros de producción situados en España y el resto, en la fábrica francesa de Chartres.

En la actualidad, Puig vende sus productos en más de 130 países y cuenta con filiales propias en 21 de éstos. Puig prevé un crecimiento más moderado de sus ventas en 2013, debido a una desaceleración en el mercado europeo, y estima que sus ventas en los mercados de fuera de la UE y de EEUU representen a finales de año alrededor del 50% del total. Durante este año 2013 se abrirá una nueva filial comercial en Arabia Saudí, siendo así el 22º país con filial propia. En septiembre de 2013 se inaugurarán en los Champs-Élysées de París las nuevas oficinas de Puig en Francia. Asimismo, tal y como estaba previsto, la nueva sede de Puig en Barcelona se inaugurará en 2014.