Estuvimos en la XII edición de la Jornada ARAL participando con una ponencia que, siendo la última del día, era obligado tuviera un título atractivo para la audiencia. Creo que lo conseguimos, y que, además respondimos a las grandes expectativas que sin duda generó un título como "Generar valor por adelantado prediciendo el futuro". Asistieras o no al evento, este artículo permite profundizar más en cómo y por qué nos atrevimos y cumplimos la promesa del título.

Si bien mostramos casos reales de predicciones a corto, a medio y a largo plazo, me voy a centrar en el corto. Puede parecer la predicción menos interesante, pero la forma disruptiva de conseguirla es la que lo hace más que interesante: tremendamente interesante.

¿Cómo?

Hemos estado trabajando con clientes de TNS desde hace años para que puedan actuar anticipándose al futuro. Se trata de poner a nuestro favor la facilidad y la capacidad de Internet (redes sociales, buscadores, blogs…) para predecir cambios en tu mercado, tu negocio, tu marca, tu producto, tu consumidor, tu competencia… y los motivos de estos cambios, para poder actuar cuanto antes.

Se trata de gestionar marcas y negocios mirando al futuro, basándonos en lo que va a pasar después, en el futuro, proporcionando insights con semanas de antelación: esto es predicción, con un claro beneficio: actuar antes que los demás y avanzarse a la competencia.

El corto ya no nos comerá el presente, porque ya estará previsto con antelación

Estos estudios responden a un enfoque más relevante y orientado al futuro, y te permiten actuar con antelación. Son estudios "powered by social", complementados con entrevistas más oportunas y adaptables:

-Más ágiles, por frecuencia o duración de entrevista, con preguntas relevantes, no redundantes y validadas. Más inteligente.
-Y con profundizaciones, vía observación o preguntas, cuantitativas o cualitativas, flexible, según necesidades ya más concretas que proporcionen nuevos niveles de comprensión y de valor: adaptable. En definitiva, un planteamiento más smart.

Un tracking más avanzado, integrado, modular, más allá de un cuestionario único, más poderoso, con interrogaciones (preguntas) más oportunas, complementadas con un search&social&blog, continuo, ongoing, basado en la observación, predictivo.

¿Funciona?

Sí, y a continuación presentamos cuatro casos reales, donde, para cada uno, mostramos dos líneas: la de los datos predichos por redes sociales (tras analizar, depurar y modelizar lo que se dice de la marca en redes sociales, sin una sola pregunta) y los datos obtenidos con el Tracking tradicional, en distintas categorías de producto y, además, múltiples oleadasLo que obtenemos, en todos los casos, son correlaciones entre lo predicho y lo real superiores al 90%.

Sorprendente, disruptivo, validado (con más de 100 marcas) y, sobre todo, una nueva y potente perspectiva con implicaciones extraordinarias: puedes saber lo que está sucediendo con tu marca en este preciso instante, sin preguntar a nadie. Incluso a nivel de diagnóstico, de items: imagen, drivers y barreras hacia el uso de la marca. Y con más tiempo para poder reaccionar:

Sobre otros futuros

Las otras predicciones de futuro presentadas en la ponencia fueron más a medio plazo (un año, sobre distribuidores) y a largo plazo (ocho años, sobre móviles). Ya hemos indicado que estos plazos pueden parecer más interesantes, pero muchas veces lo que interesa a los profesionales es cómo resolver lo más inmediato.

Ahora bien, con estas nuevas aportaciones que TNS realiza a la planificación del futuro, seguro que habrá más tiempo para planificar y actuar a medio y largo plazo, porque el corto ya no nos comerá el presente, porque ya estará previsto con antelación.