No queda mucho para que el comercio móvil represente la mayoría de las ventas y transacciones online en Europa. Y es que, según un estudio de Forrester, en tan solo unos años el comercio móvil representará el 50 por ciento de todas las ventas por internet. Los dispositivos móviles se convertirán así en los protagonistas de los métodos de pago y por ello es imprescindible que los comerciantes sepan cómo adaptar sus tiendas físicas y digitales puesto que desafortunadamente en España y en el extranjero la falta de adaptación está provocando el cierre de muchas tiendas. Solo aquellos comerciantes y marcas que vuelquen sus esfuerzos en las principales tendencias de tecnología obtendrán una mayor ventaja sobre sus competidores. Entre estas tendencias están: un mejor entendimiento del big data, la implementación de los beacons bluetooth y un mayor uso de las herramientas que contribuyan a la personalización de la experiencia del consumidor a través de dispositivos móviles.

La guerra de los mundos online y offline está resultando ser un gran quebradero de cabeza para los comerciantes. Las tiendas no han sabido amoldarse al cambio de tendencias que se está produciendo entre las que destacan la digitalización del comercio. Más bien, las tiendas han sido cogidas desprevenidas por este cambio de costumbres de los consumidores en cuanto a cómo y a dónde eligen comprar. Esto a su vez ha provocado que muchos comerciantes no puedan reaccionar frente al coste de su supervivencia. No obstante, el proceso de adaptación no es una tarea difícil, es solo cuestión de conseguir combinar esos dos mundos o modelos de negocio para satisfacer las necesidades de los consumidores y de las marcas. Cabe destacar que otros comerciantes sí han anticipado la revolución digital permitiéndoles evolucionar y crear las estrategias digitales de ventas acordes con las demandas del mercado.

El proceso de adaptación no es una tarea difícil, es solo cuestión de conseguir combinar esos dos mundos o modelos de negocio para satisfacer las necesidades de los consumidores y de las marcas

Tal y como en 2014, el uso del big data para analizar grandes cantidades de información e identificar las tendencias clave del mercado continuará estando en la lista de prioridades en 2015. El gasto total global en big data crecerá cada año un 46 por ciento hasta 2020 lo que demuestra la importancia que le están dando las empresas en todo el mundo. No obstante, tan solo el 15 por ciento de las empresas de Fortune 500 serán las que exploten el potencial del big data en 2015.

Los comerciantes también están empezando a ver los beneficios de los servicios que aún no han sido explotados en tienda con el uso de beacons bluetooth. Éstos envían ofertas y promociones locales a los consumidores a cambio de información valiosa que ayuda a mejorar la experiencia en tienda. Los consumidores ya no se guían únicamente por el precio a la hora de comprar un producto. El servicio personalizado, las ofertas y promociones y el reducido periodo de entrega son otros de los factores determinantes que influyen en la decisión de compra. Más y más, vemos cómo los consumidores encuentran las mejores gangas y demandan una mayor interacción con sus marcas favoritas, ya sea online u offline.

Asimismo, puesto que se prevé que las transacciones móviles alcancen los 325.000 millones de dólares a nivel global en 2015 según Statista, se espera que las marcas busquen herramientas de interacción más sofisticadas para que no solamente se mantenga una buena relación con el consumidor pero para que también se obtenga la información vital que permita preservar a esos consumidores. Cada vez es más necesaria la personalización de la experiencia del consumidor desde el momento en el que entra en tienda o simplemente pasa por el escaparate.

En Powa Technologies hemos diseñado una solución tecnológica que reúne todos estos requisitos. La solución es PowaTag y ofrece a los compradores el poder de realizar compras en cualquier momento y en cualquier lugar usando una variedad de activadores como el escáner de material impreso, los bluetooth beacons, los audio tags y las URL en las redes sociales. Los compradores pueden adquirir un producto directamente de cualquier tipo de publicidad y en un solo segundo con sus smartphones. Al incorporar estos canales por los que se puede establecer una conexión directa y personalizada hemos creado una nueva experiencia de compra totalmente innovadora.